• 1

    El pediatra ante el desarrollo sostenible y el cambio climático global

    Revista Española de Pediatría 2001;57(4): 287-298

    ORTEGA GARCÍA JA, FERRÍS I TORTAJADA J, LÓPEZ ANDREU JA

    Revista Española de Pediatría 2001;57(4): 287-298

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Comentar los retos pediátricos ante el Desarrollo Sostenible (DS) y divulgar entre los pediatras el concepto de Cambio Climático Global Inducido por el Hombre (CCGIH), así como sus efectos sobre la salud humana, especialmente durante la época pediátrica. Métodos: Revisión bibliográfica de los últimos 20 años, obtenida principalmente del Medline, de los aspectos generales y pediátricos del DS y del CCGIH, especialmente de las repercusiones en la salud humana. Se han seleccionado los trabajos más interesantes y de sus referencias se han recuperado los más relevantes de los años previos a la búsqueda. Resultados: El DS debe entenderse como el desarrollo integral que satisface las necesidades de la actual generación sin poner en peligro las necesidades de las generaciones futuras. La Agenda 21 elaborada por la ONU en 1992, recomienda a todas las personas y estamentos sociales estrategias ambientales, económicas y sanitarias para desarrollarlas durante el siglo XXI. Los pediatras tenemos asignadas cuatro misiones: 1) las Asociaciones y Sociedades Científicas deben asegurar que su contenido sea obligatorio en la enseñanza de los actuales y futuros pediatras; 2) los pediatras, local, regional y nacionalmente abogarán por los principios del DS; 3) adoptar en la actividad personal y profesional los principios del DS; 4) desarrollar métodos apropiados de investigación para evaluar el impacto en la salud de las decisiones políticas sobre la infancia. El CCGIH consiste en la variación del sistema climático terrestre, sobre todo por la modificación de los gases atmosféricos naturales con efecto invernadero, secundario a las actividades humanas, especialmente el consumo de combustibles fósiles. Genera efectos locales, regionales y globales, en el micro y macroclima, con repercusiones negativas en la salud humana. La población pediátrica es más vulnerable a los efectos directos (precipitaciones ácidas, exposición al estrés térmico, deterioro de la calidad global del aire, incidentes patológicos por temperaturas extremas) e indirectos (enfermedades transmitidas por insectos y por el agua, incremento de pólenes y esporas de hongos, afectación de infraestructuras de salud pública y repercusiones agrícolas y psicosociales). Conclusiones: El medio ambiente, la economía y la salud, son tres factores interdependientes. Todos los profesionales sanitarios debemos participar activamente para lograr un DS respetuoso con el medio ambiente y la salud de las generaciones actuales y futuras. El DS está basado en la «equidad» como principio intergeneracional, internacional e intertemporal. Los pediatras, individual y colectivamente, tenemos que intervenir en la elaboración y el desarrollo de una Agenda 21 que permita el cumplimiento de todos los aspectos relacionados con el DS y el CCGHI.

    Notas:

     

    Palabras clave: Cambio climático, Pediatría

    ID MEDES: 987



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.