• 1

    Antipsicóticos para la depresión bipolar: la paradoja

    Psiquiatría Biológica 2015;22(Estraordinario.1): 19-22

    PACCHIAROTTI I

    Psiquiatría Biológica 2015;22(Estraordinario.1): 19-22

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: La depresión bipolar es una enfermedad psiquiátrica frecuente pero compleja. A pesar de la alta prevalencia y de la relevancia, tanto clínica como económica de la depresión bipolar, pocos tratamientos han demostrado tener una alta y consistente eficacia. Las recomendaciones derivadas de las guías recientes muestran controversias en cuanto al papel de los antidepresivos en el trastorno bipolar, sobre todo en términos de seguridad. La eficacia antidepresiva de los estabilizadores del estado de ánimo parece ser en general débil. Además, la evidencia de formas de depresión bipolar con un alto componente de excitación y agitación ha llevado a la necesidad de replantear la estrategia clásica de tratamiento de la depresión bipolar. En este contexto, la investigación más reciente se ha focalizado sobre alternativas farmacológicas «no antidepresivas» y, en particular, sobre el uso de antipsicóticos atípicos. Hasta la fecha, quetiapina, la combinación olanzapina-fluoxetina y lurasidona representan los únicos fármacos que tienen la aprobación reglamentaria para la depresión bipolar en diversos países. En este capítulo se revisará la literatura científica disponible hasta la fecha sobre el papel de los antipsicóticos atípicos en la depresión bipolar.

    Notas:

     

    Palabras clave: Agentes antipsicóticos atípicos, Aripiprazol, Asenapina, Depresión, Lurasidona, Olanzapina, Psiquiatría biológica, Quetiapina, Revisión, Trastorno bipolar, Ziprasidona

    ID MEDES: 98401 DOI: 10.1016/S1134-5934(15)30007-5 *



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.