• 1

    Los tubos de timpanostomía y la adenoidectomía mejoran la audición a corto plazo en las otitis medias serosas

    Revista Pediatría de Atención Primaria 2015;17(65): 71-74

    medes_medicina en español

    DÍAZ CIRUJANO AI, RUIZ-CANELA CÁCERES J

    Revista Pediatría de Atención Primaria 2015;17(65): 71-74

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Las otitis medias serosas son muy frecuentes durante la infancia: un 90% de los niños tienen al menos un episodio en los primeros diez años de vida. La mayoría se resuelven espontáneamente en los primeros tres meses, pero entre un 5 y un 10% duran más de un año y entre un 30 y un 40% de los niños tienen episodios recurrentes. En esta revisión sistemática se examina la efectividad de las distintas opciones de tratamiento quirúrgico de la otitis media serosa a cualquier edad. Se trata de una revisión sistemática que responde a cinco preguntas clínicas. Se define adecuadamente la población y las intervenciones objeto de estudio con unas preguntas clínicamente bien definidas. Sin embargo, existe riesgo de sesgo de selección al analizar solo artículos en lengua inglesa y no realizarse una búsqueda exhaustiva. Si se compara con la actitud expectante o la miringotomía, hay una fuerte evidencia de que los tubos de timpanostomía disminuyen el derrame (el 32% en un año y el 13% a los dos años) y producen mejoría de la audición (10 decibelios a los 4-6 meses) pero no influyen en el desarrollo del lenguaje a más largo plazo. Los niños que padecen otitis media serosa bilateral de tres o más meses de duración y pérdida de audición documentada son el grupo de pacientes donde deberíamos plantearnos el tratamiento quirúrgico con tubos de timpanostomía.

    Notas:

     

    Palabras clave: Adenoidectomía, Atención Primaria de salud, Complicaciones, Medicina basada en la evidencia, Oído medio, Otitis, Otitis media, Pediatría, Revisión, Timpanotomía, Tratamiento

    ID MEDES: 97186



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.