• 1

    Enfermedad amigdalar en niños con síndrome de Down

    Revista Española de Pediatría 2003;59(3): 208-214

    GARCÍA CALLEJO FJ, PUERTOS D, MARTÍ E, TOMÁS B, ESTORS FERRERO J, MORANT VENTURA A, FERNÁNDEZ-DELGADO R, PLAZA TESÍAS A

    Revista Española de Pediatría 2003;59(3): 208-214

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Introducción. Nuestro objetivo fue comparar el curso evolutivo y la respuesta al tratamiento quirúrgico en la enfermedad adenoamigdalar en niños con síndrome de Down (SD) y en un grupo control. Pacientes y métodos. En 28 niños con SD y en 56 controles sanos intervenidos mediante amigdalectomía con/sin adenoidectomía se evaluó la indicación, las características microbiológicas y oxidativas del tejido linfoide, las circunstancias del acto quirúrgico y las eventuales complicaciones y evolución clínica postoperatorias. Resultados. Los niños con SD son principalmente intervenidos por hipertrofia amigdalar (los controles, por amigdalitis de repetición). Entre los niños con SD los títulos de antiestreptolisinas y antioxidantes, así como el número de aislamientos microbiológicos, resultaron significativamente inferiores a los controles. La intervención no condicionó especiales complicaciones en ningún grupo. En niños con SD el alivio en el ronquido y la faringolalia fue inferior, debido a otras anomalías constitucionales en rinofaringe e hipofaringe, pero las pausas de apnea durante el sueño y la expresividad oral mejoraron de forma llamativa. Conclusiones. La hipertrofia amigdalar es un dato que el pediatra debe verificar y remitir al especialista otorrinolaringólogo en situaciones de síndrome de apnea obstructiva, dificultad en la comunicación verbal, trastornos deglutorios e incluso reflujo gastroesofágico.

    Notas:

     

    Palabras clave: Amígdalas y adenoides, Amigdalectomía, Estudios longitudinales, Estudios observacionales, Estudios prospectivos, Síndrome de Down

    ID MEDES: 9664



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.