• 1

    Presencia de ganglios intramamarios en la linfogammagrafía prequirúrgica para localizar el ganglio centinela. Relevancia clínica

    Revista Española de Medicina Nuclear e Imagen Molecular 2015;34(2): 83-88

    medes_medicina en español

    NOGAREDA Z, ALVAREZ A, PERLAZA P, CAPARRÓS FX, ALONSO I, PAREDES P, VIDAL-SICART S

    Revista Española de Medicina Nuclear e Imagen Molecular 2015;34(2): 83-88

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Objetivo : Entre las vías de drenaje linfático de un tumor mamario se encuentran las correspondientes a la cadena axilar (la más frecuente) y a las regiones extraaxilares. Dentro de estas últimas existen los denominados ganglios intramamarios (GIM). El objetivo de este estudio fue valorar la incidencia de GIM en nuestra casuística y estudiar la evolución de las pacientes que presentaron GIM en la linfogammagrafía. Material y métodos : Se han evaluado 38 pacientes (de un total de 1.725) que presentaron un GIM en la linfogammagrafía preoperatoria. Durante el acto quirúrgico, utilizando una sonda detectora, se procedió a su localización y exéresis. Posteriormente a su resección y meticuloso rastreo del lecho quirúrgico, se realizó linfadenectomía axilar en los casos en los que el ganglio centinela (GC) axilar fue positivo para metástasis. En aquellas pacientes con GC axilar negativo y GIM positivo (GIM+) se realizó también, con excepción de un caso, linfadenectomía axilar. Resultados : Se obtuvo el GIM en 34/38 pacientes estudiadas (89,5%), porque en 3 (8%) no se encontró tejido linfoide en el análisis anatomopatológico y en una (3%) no se detectó el GIM en la cirugía. Se localizaron 10 GIM metastásicos (26%) y los 24 casos restantes (63%) resultaron libres de metástasis. Durante el seguimiento clínico una de las pacientes con GIM+ desarrolló metástasis hepáticas. Las 33 pacientes restantes no presentaron recidiva. No disponemos del seguimiento de 3 pacientes. Conclusiones : Recomendamos realizar biopsia del GIM y del GC axilar cuando ambos se detecten mediante linfogammagrafía, y que el manejo axilar dependa únicamente del estatus del GC axilar. Según los datos de diversos autores y nuestra experiencia, parece razonable omitir la linfadenectomía axilar cuando nos encontremos ante un GIM+ sin afectación axilar asociada.

    Notas:

     

    Palabras clave: Epidemiología, Estudios de cohortes, Estudios observacionales, Estudios retrospectivos, Ganglios, Incidencia, Linfogammagrafía isotópica, Medicina nuclear, Neoplasias de la mama , Nódulo linfático centinela

    ID MEDES: 96612 DOI: 10.1016/j.remn.2014.10.006 *



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.