• 1

    Situación actual de la prevención hormonal de la enfermedad coronaria en la menopausia

    Revista Española de Cardiología 2003;56(1): 1-8

    WENGER NK

    Revista Española de Cardiología 2003;56(1): 1-8

    Tipo artículo: Editorial

    Resumen del Autor: El aumento de la incidencia de cardiopatía isquémica entre mujeres mayores, unido a que su pronóstico es peor que el de los varones, ha centrado la atención de la comunidad médica en el posible efecto beneficioso de la terapia hormonal sustitutoria para el tratamiento de la enfermedad coronaria de las mujeres menopáusicas. La mayoría de las evidencias biológicas confirma el mecanismo protector de los estrógenos. Sin embargo, algunos aspectos son contradictorios y, aunque los datos observacionales han apuntado un claro beneficio asociado a la hormonoterapia, el importante sesgo derivado de este tipo de estudios ha sobrevalorado los beneficios y subestimado los riesgos. Análisis recientes de estos datos observacionales, tras corregir por las posibles variables de confusión, no han demostrado ningún beneficio cardiovascular. En varios ensayos clínicos aleatorizados, a doble ciego y controlados con placebo, no se ha apreciado ninguna mejoría en los resultados clínicos asociados a la hormonoterapia, tanto en mujeres sanas como en mujeres con historia de enfermedad coronaria. La investigación actual se ha centrado en el estudio de los fármacos moduladores de los receptores de los estrógenos, como el raloxifeno, que son útiles para la prevención y el tratamiento de la osteoporosis, sin incrementar el riesgo de cáncer de mama. Está en marcha un ensayo clínico para evaluar los efectos del raloxifeno en los episodios coronarios y en la incidencia de cáncer de mama, tanto en mujeres menopáusicas con enfermedad coronaria establecida como en aquellas con alto riesgo de sufrir episodios coronarios. Las recomendaciones actuales no abogan por la iniciación del tratamiento hormonal en la prevención primaria o secundaria de la cardiopatía isquémica. Se aconseja, en su lugar, adoptar estilos de vida saludables, como dejar de fumar, seguir una dieta cardiosaludable, controlar el peso y practicar alguna actividad física. Cuando se considere apropiado, se debe utilizar estatinas para regular los valores elevados de colesterol de los LDL así como controlar la presión arterial.

    Notas:

     

    Palabras clave: Cardiopatía isquémica, Diferencias de sexo, Enfermedades cardiovasculares, Enfermedades coronarias, Ensayos clínicos controlados, Estrógenos, Estudios observacionales, Menopausia, Moduladores selectivos de los receptores estrogénicos, Mujeres, Profilaxis y prevención, Raloxifeno, Terapia hormonal sustitutiva, Tratamiento

    ID MEDES: 9499



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.