• 1

    Efecto del tratamiento antihipertensivo con irbesartán sobre el riesgo cardiovascular absoluto

    Revista Clínica Española 2003;203(4): 183-188

    COCA A, RUILOPE LM, CALVO C, DE LA SIERRA A, LUQUE M, MARÍN IRANZO R, ARANDA VALDERRAMA P

    Revista Clínica Española 2003;203(4): 183-188

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: El bloqueo del sistema renina-angiotensina con inhibidores de la enzima convertidora o con antagonistas de los receptores de angiotensina confiere a los pacientes con hipertensión arterial (HTA), que presentan factores de riesgo asociados, lesión de órgano diana o enfermedad cardiovascular, una mayor protección en términos de morbimortalidad. El presente estudio tiene como objetivo evaluar el efecto de irbesartán, antagonista de los receptores de angiotensina II, sobre el riesgo cardiovascular absoluto en una cohorte de pacientes hipertensos con riesgo cardiovascular medio, alto o muy alto. Se trata de un estudio multicéntrico, prospectivo, observacional en una cohorte de 1.974 pacientes (63 ± 11 años; 47% varones) con HTA esencial de nuevo diagnóstico o no controlada con monoterapia antihipertensiva y riesgo cardiovascular entre medio y muy alto. El tratamiento con irbesartán a dosis entre 150 y 300 mg se utilizó en monoterapia o asociado a hidroclorotiazida 12,5 mg. El seguimiento clínico fue de 6 meses. Las variables evaluadas fueron el riesgo cardiovascular absoluto, medido de forma cuantitativa (algoritmo de Framingham) o cualitativa (grupos de bajo, medio, alto y muy alto riesgo según las directrices de la OMS/Sociedad Internacional de Hipertensión). El tratamiento con irbesartán promovió un descenso significativo (p = 0,0001) de la PAS (de 170,9 ± 18,4 a 138,5 ± 16,5 mmHg) y PAD (de 96,6 ± 11 a 82 ± 9 mmHg). El riesgo cardiovascular absoluto medido de forma cuantitativa se redujo un 29,8% (de 12,14 ± 8 a 8,65 ± 6,2; p < 0,0001). El porcentaje de pacientes con riesgo cardiovascular muy alto descendió desde 1,52% a 0,51%, y el de riesgo alto de 92,77% a 88,32%, cuyos pacientes pasaron a riesgo medio que por esta razón experimentó un aumento desde 5,71% hasta 11,17%. La tasa de reacciones adversas fue mínima (2,2% de los pacientes presentaron alguna reacción adversa). En conclusión, irbesartán en monoterapia o asociado a hidroclorotiazida se ha mostrado eficaz para la reducción del riesgo cardiovascular absoluto, que se produce mediante un descenso sustancial de la presión arterial y un buen perfil de seguridad sobre los parámetros bioquímicos. La capacidad de tolerancia ha sido excelente, con una tasa muy baja de reacciones adversas.

    Notas:

     

    Palabras clave: Antagonistas de los receptores de angiotensina, Enfermedades cardiovasculares, Estudios observacionales, Factores de riesgo, Hipertensión arterial, Irbesartán, Tratamiento

    ID MEDES: 8957



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.