• 1

    Fractura distal de antebrazo: revisión sistemática

    Revista Española de Reumatología 2003;30(3): 124-130

    PÉREZ-GARCÍA C

    Revista Española de Reumatología 2003;30(3): 124-130

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: La fractura distal de antebrazo (FDA) es una de las fracturas más frecuentes, y el 35% de los individuos que la padece presenta alguna complicación. Diferentes estudios poblacionales sugieren que esta fractura está asociada con una reducción de la masa ósea y con un incremento del riesgo de presentar otras fracturas por fragilidad, como la fractura de cadera. El propósito del presente estudio fue realizar una revisión bibliográfica sistemática de la epidemiología de la FDA. Ésta se realizó mediante la selección en Medline PubMed, TESEO e Índice Médico Español de un total de 623 referencias hasta el 31 de enero de 2002. La revisión sistemática de la FDA demuestra que su incidencia está alrededor de 280/100.000 personas-año, y es de cuatro a cinco veces más frecuente en mujeres que en varones. También demuestra que este tipo de fractura aumenta en la mujer a partir de los 45 años, mientras que en el varón su incidencia se mantiene constante a lo largo de la vida. La FDA en la mujer se asocia a traumatismos moderados y en el varón, aproximadamente el 50% está producido por traumatismos graves. Por último, la FDA ha sido considerada una fractura de baja morbilidad, pero la existencia de esta fractura, sobre todo en la mujer, nos debe alertar para poner en marcha los estudios y mecanismos necesarios para la valoración de una enfermedad metabólica ósea de base.

    Notas:

     

    Palabras clave: Densidad ósea, Epidemiología, Extremidades superiores, Fracturas oseas, Osteoporosis, Prevalencia

    ID MEDES: 7936



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.