• 1

    Nuevas perspectivas en el tratamiento farmacológico de la enfermedad de Cushing

    Endocrinología y Nutrición 2012;59(10): 599-605

    medes_medicina en español

    BARAHONA CONSTANZO M, DEL POZO PICÓ C

    Endocrinología y Nutrición 2012;59(10): 599-605

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: Resumen El hipercortisolismo que produce la enfermedad de Cushing es causa de alta Resumen morbimortalidad. El tratamiento de elección es la cirugía hipofisaria pero con frecuencia no consigue la curación por lo que pueden ser precisas otras modalidades de tratamiento (radioterapia, suprarrenalectomía bilateral). Ante la falta de eficacia o en espera de los resultados de estos tratamientos se necesita del control del hipercortisolismo con fármacos. Resumen Los tratamientos farmacológicos clásicos son los que actúan inhibiendo la secreción de cortisol por las suprarrenales (ketoconazol, metopirona, mitotano, etomidato). Recientemente se han presentado resultados preliminares de un nuevo fármaco (LCI699) que es un potente inhibidor enzimático de la secreción de cortisol. Resumen Se acaba de publicar un ensayo clínico sobre seguridad y eficacia con el uso de mifepristona, un antagonista del receptor glucocorticoideo. Resumen Los fármacos que en la actualidad están mereciendo más atención son aquellos con acción directa sobre el tumor inhibiendo la secreción de ACTH: análogos de la somatostatina (pasireótida), dopaminérgicos (cabergolina), agonistas del receptor PPAR- y el ácido retinoico. Resumen Se hace una especial revisión de los estudios clínicos disponibles con pasireótida y cabergolina.

    Notas:

     

    Palabras clave: Cabergolina, Endocrinología, Enfermedad de Cushing, Etomidato, Ketoconazol, Metopirona, Mitotane, Pasireótida, Revisión, Tratamiento, Tratamiento farmacológico

    ID MEDES: 78249 DOI: 10.1016/j.endonu.2012.07.008 *



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.