• 1

    Impacto de un proceso de mejora de la calidad en el estado del soporte nutricional en una unidad de cuidados intensivos

    Nutrición Hospitalaria 2012;27(4): 1219-1227

    medes_medicina en español

    MARTINUZZI A, FERRARESI E, ORSATI M, PALAORO A, CHAPARRO J, ALCÁNTARA S, AMIN C, FELLER C, DI LEO ME, GUILLOT A, GARCÍA V

    Nutrición Hospitalaria 2012;27(4): 1219-1227

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Introducción: En un artículo precedente se documentó el estado del Soporte nutricional (SN) en una Unidad deTerapia Intensiva (UTI) [Martinuzzi A y cols. Estado del soporte nutricional en una unidad de Cuidados críticos.RNC 2011; 20: 5-17]. En este trabajo de seguimiento nos propusimos evaluar el impacto de varias intervenciones educativas, registrales y organizativas hechas en la Unidad sobre el estado actual de los procesos del SN.Material y método: Las intervenciones incluyeron la presentación de los resultados de la auditoría hecha en laUTI ante el plantel médico y paramédico de la institución;la publicación de los mismos en una revista periódica,arbitrada-por-pares; la redacción e implementación de un protocolo normativo de los esquemas de SN a conduciren la UTI; y la celebración de actividades de educacióncontinuada en Nutrición (como “charlas con expertos”,cursos interactivos, y capacitación en la implementacióndel protocolo de SN). El estado de los procesos de SN documentado tras las intervenciones se comparó con los resultados anotados en el trabajo precedente. La ventana de observación del estudio se extendió entre el 1 de Marzodel 2011 y el 31 mayo del 2011, ambos incluidos.Resultados: Las series de estudio difirieron entre sí solorespecto de la mortalidad: Fase 1: 40.0% vs. Fase 2:20,5%; Diferencia: 19,5%; Z = 1,927; p-de-2-colas =0,054. Las intervenciones hechas resultaron en una mayor tasa de cumplimiento de la indicación prescrita de SN; un aumento en el número de enfermos que recibieron ≥ 80% de la energía prescrita; y una reducción en el número de días de SN perdidos. La mortalidad fue (numéricamente) menor en los pacientes en los que se cumplió el esquema prescrito de SN, el SN se inició tempranamente, y que recibieron ≥ 80% de la energía prescrita. Las intervenciones adoptadas no tuvieron efecto sobre los aportes promedio de energía: Fase 1: 574,7 ± 395,3 kcal/24 h-1 vs. Fase2: 591,1 ± 315,3 kcal/24 h-1; p > 0,05.Conclusiones: Las intervenciones educativas, registrales y organizativas pueden resultar en una mejor conducción de los procesos de SN, y con ello, en una menor mortalidad.La inestabilidad hemodinámica sigue siendo el obstáculo más formidable en el inicio y mantenimiento del SN.

    Notas:

     

    Palabras clave: Auditoría médica, Calidad asistencial, Cuidados críticos, Endocrinología, Estudios cuasiexperimentales, Estudios observacionales, Estudios prospectivos, Estudios transversales, Evaluación de impacto, Evaluación de programas y proyectos de salud, Nutrición, Nutrición artificial, Unidades de cuidados intensivos

    ID MEDES: 75485 DOI: 10.3305/nh.2012.27.4.5817 *



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.