• 1

    FGF-23: ¿solo regulador del metabolismo del fósforo o algo más? [IV Simposio de Patologías Metabólicas Óseas]

    Reumatología Clínica 2011;07(Supl.2): 5-7

    SÁNCHEZ-GONZÁLEZ MC, SALANOVA L, RUANO P

    Reumatología Clínica 2011;07(Supl.2): 5-7

    Tipo artículo: Congreso

    Resumen del Autor: Resumen En el organismo, la regulación de los niveles adecuados de fósforo se debe a la coordinación entre el esqueleto, el riñón y el intestino. El fósforo es un elemento crítico para el mantenimiento de la integridad del esqueleto, así como para la comunicación de numerosos procesos celulares. Además, la hiperfosfatemia ha sido estadísticamente asociada con calcificación vascular e incremento de la morbimortalidad, por lo que el control del fósforo se ha convertido en un importante campo de investigación. En este sentido, el factor de crecimiento fibroblástico 23 (FGF-23) ha aparecido como la nueva hormona implicada en la regulación del fósforo. Resumen Dado que el riñón es el principal órgano de regulación de los niveles de fósforo y el principal órgano diana de FGF-23, este factor ha suscitado un gran interés en el campo de la nefrología, especialmente al ser reconocido como el factor central del desarrollo del hiperparatiroidismo secundario.

    Notas:

     

    Palabras clave: Congresos, Enfermedad renal crónica, Factor de crecimiento fibroblástico (FGF-23), Fósforo, Hiperfosfatemia, Hiperparatiroidismo secundario, La Rioja, Osteopatías metabólicas, Reumatología, Sociedades científicas

    ID MEDES: 68612 DOI: 10.1016/j.reuma.2011.05.009 *



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.