• 1

    Artrodesis posterior C1-C2. Experiencia en fijación transarticular e interarticular en 36 pacientes

    Neurocirugía 2011;22(2): 140-149

    medes_medicina en español

    BESCÓS A, MUÑOZ J, COLET S, DOMÍNGUEZ CJ, CARDIEL I, FLORENSA R

    Neurocirugía 2011;22(2): 140-149

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Objetivo. La estabilización del segmento C1-C2 ha ido evolucionando con la aparición de numerosas técnicas desde la fijación sublaminar, transarticular o interarticular y en los últimos tiempos con la introducción de sistemas de neuronavegación. El objetivo del estudio fue revisar los pacientes tratados en nuestro centro con fijación transarticular e interarticular y comparar los resultados obtenidos con las 2 técnicas. Métodos. Se analizaron retrospectivamente 36 pacientes con inestabilidad C1-C2 que requirieron fijación quirúrgica entre 1995-2008. Las causas de la inestabilidad fueron en su mayoría traumáticas (18 pacientes) o degenerativas (16 pacientes) y 2 casos de neoplasia. En un primer periodo (1995-2001) se trataron 20 pacientes mediante fijación transarticular (técnica Magerl), y posteriormente (2002-2008) con fijación interarticular (técnica Goel-Harms) en otros 16 pacientes. Se obtuvieron datos sobre las complicaciones, evolución radiológica y resultados clínicos (escala EVA dolor) y funcionales (Escala PROLO) a los 3, 6, 12 y >12 meses tras la cirugía, así como la movilidad cervical postquirúrgica y los signos de fusión ósea. Se consideró resultado bueno si existía mejoría clínica con disminución en la escala EVA de dolor >5 puntos y funcional si se obtenía PROLO e4, regular si disminución de EVA pero <5 y PROLO d3, y malo si no había mejoría clínica ni funcional. Se compararon los resultados estadísticamente entre una y otra técnica. Resultados. De 20 pacientes tratados con fijación transarticular se obtuvieron resultados buenos en 17 casos (85%), regular en 2 (10%) y malo en 1 (5%). Como complicaciones 1 caso de lesión de arteria vertebral y en 3 malposición de tornillos. En cuanto a los tratados con fijación interarticular en 14 (89%) se obtuvieron un buen resultado, y regular en 2 (12.5%), con 1 caso de malposición de tornillos y otro de infección postquirúrgica. No se registraron diferencias estadísticamente significativas entre ambas técnicas, aunque en los tratados con fijación interarticular hubo mayor tasa de fusión ósea y no se dieron casos de lesión de arteria vertebral. Conclusiones. La fijación C1-C2 transarticular e interarticular resulta segura, presentando altas tasas de buenos resultados con pocas complicaciones. La introducción de sistemas de neuronavegación podría incrementar la eficacia y la seguridad de éstas técnicas.

    Notas:

     

    Palabras clave: Artrodesis, Columna vertebral, Estudios descriptivos, Estudios observacionales, Estudios retrospectivos, Evaluación de procedimientos y técnicas médicas, Fracturas vertebrales, Inestabilidad articular, Neurocirugía, Neurología, Procedimientos y técnicas quirúrgicas, Tratamiento, Tratamiento quirúrgico

    ID MEDES: 66700



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.