• 1

    ¿Por qué micafungina puede ser de elección en el paciente pediátrico?

    Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica 2011;29(Supl.2): 23-28

    medes_medicina en español

    RAMOS AMADOR JT, PRIETO TATO L, GUILLÉN MARTÍN S

    Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica 2011;29(Supl.2): 23-28

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: Resumen La micafungina es una equinocandina aprobada por la European Medicines Agency como tratamiento de la candidiasis invasora en niños, incluidos grandes prematuros, y como profilaxis en niños sometidos a trasplante de progenitores hematopoyéticos (TPH), o en quienes se prevea una duración prolongada de la neutropenia. Tiene buena actividad sobre diferentes especies de Candida spp., incluidas las resistentes a fluconazol. Aunque tiene actividad sobre Aspergillus spp., se ha utilizado sobre todo en terapia de combinación en aspergilosis invasoras. Se dispone de una amplia información del uso de micafungina en niños, incluidos neonatos, siendo la única equinocandina aprobada en menores de 3 meses. Se ha evaluado su eficacia, farmacocinética y seguridad en ensayos en fases II y III en niños, en los que ha demostrado su eficacia y seguridad en estudios comparativos con anfotericina B liposomal y fluconazol. Micafungina tiene un perfil farmacocinético en niños que permite su dosificación intravenosa 1 vez al día, con un aclaramiento aumentado respecto al adulto, por lo que las dosis pediátricas son relativamente más altas. La dosis más apropiada en niños menores de 40 kg es de 2 mg/kg/día como tratamiento de candidiasis invasora y de 1 mg/kg/día como profilaxis en niños sometidos a TPH. En neonatos las dosis deben ser superiores. En prematuros, las dosis más apropiadas para alcanzar valores en parénquima cerebral deberían ser de 7 mg/kg/día y de 10 mg/kg en mayores y menores de 1.000 g, respectivamente. Tiene escasas interacciones medicamentosas y un aceptable perfil de seguridad, siendo rara la retirada de la medicación por efectos adversos, si bien se recomienda la monitorización de las transaminasas durante el tratamiento, y la valoración del riesgo-beneficio en pacientes con hepatopatía o administración conjunta de agentes hepatotóxicos.

    Notas: Nº Monográfico: Micafungina: nuevos retos, nuevas posibilidades en el tratamiento de la infección fúngica invasora

     

    Palabras clave: Antifúngicos, Candidiasis, Enfermedad fúngica invasiva, Enfermedades infecciosas, Equinocandinas, Micafungina, Microbiología, Niños, Pediatría, Posología, Recién nacido, Recien nacido prematuro , Revisión, Tratamiento, Tratamiento farmacológico

    ID MEDES: 65094



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.