• 1

    Revisión de la diana para la estimulación cerebral profunda de la cefalea en racimos crónica

    Revista de Neurología 2011;52(6): 366-370

    medes_medicina en español

    SEIJO-FERNÁNDEZ F, SEIJO-ZAZO E, SAIZ-AYALA A, SANTAMARTA-LIÉBANA E, ÁLVAREZ-VEGA M, LOZANO-ARAGONESES B, SOL J, FERNÁNDEZ-GONZÁLEZ F

    Revista de Neurología 2011;52(6): 366-370

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: La cefalea en racimos pertenece al grupo de las cefalalgias trigeminales autosómicas. Aunque su fisiopatología no está suficientemente clara, se cree que una disfunción hipotalámica es la causante de este tipo de cefaleas. Desde 2001 se ha tratado a más de 50 pacientes con estimulación cerebral en el hipotálamo posterior. Los resultados obtenidos hasta la fecha son de mejoría en más del 60% de los casos y se ha abierto un camino prometedor para el tratamiento de la cefalea en racimos crónica rebelde a tratamiento farmacológico. La diana quirúrgica utilizada hasta ahora se basa en la disfunción del hipotálamo posteroinferior como origen de la cefalea en racimos; sin embargo, hay varias cuestiones no resueltas como son, entre otras, la falta de demostración de que el hipotálamo posteroinferior es el generador de las cefaleas, no existe un consenso sobre la anatomía de la diana quirúrgica y la variabilidad de estructuras anatómicas neuroestimuladas en estos pacientes. El objetivo de este artículo es hacer una revisión crítica de la diana utilizada en esta patología y proponer, sobre la base de conceptos fisiopatológicos, otra diana que explique el efecto beneficioso de la estimulación cerebral profunda en estos pacientes.

    Notas:

     

    Palabras clave: Cefalea en racimos, Estimulación profunda del cerebro, Hipotálamo, Neurología, Neuromodulación, Revisión, Tratamiento

    ID MEDES: 65049



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.