• 1

    Utilidad de la pravastina en la dislipidemia del trasplante cardíaco

    Revista Clínica Española 2002;202(9): 489-491

    MARTÍNEZ-DOLZ L, ALMENAR BONET L, ARNAU VIVES MA, RUEDA SORIANO J, OSA SÁEZ A, DICENTA GISBERT F, PALENCIA PÉREZ M

    Revista Clínica Española 2002;202(9): 489-491

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Los pacientes sometidos a trasplante cardíaco tienen un mayor riesgo de dislipidemia (60%-80%). Debido al conocido papel de la dislipidemia en el desarrollo de enfermedad vascular del injerto, el tratamiento hipolipidemiante debería ser especialmente agresivo en estos pacientes. El objetivo de este estudio ha sido evaluar la eficacia y seguridad del tratamiento con pravastatina y su efecto sobre los niveles de ciclosporina sobre una población de pacientes trasplantados dislipidémicos. Incluimos, en este estudio prospectivo observacional de 39 semanas de duración, a 20 pacientes trasplantados cardíacos con cifras de colesterol basales por encima de 200 mg/dl, que recibieron tratamiento con pravastatina a la dosis necesaria para alcanzar un óptimo perfil lipídico o aparición de efectos adversos significativos. Pravastatina, a una dosis media de 50 ± 18 mg/día, produjo una reducción significativa de los niveles de colesterol (de 291 ± 32 a 203 ± 25 mg/dl, p < 0,05), colesterol LDL (de 187 ± 34 a 102 ± 15 mg/dl, p < 0,05) e incrementó el colesterol HDL (de 48 ± 16 a 55 ± 14, p < 0,05). Observamos un ligero incremento de las cifras de creatinfosfocinasa (CPK) asintomático y sin mayor relevancia clínica, y los niveles de ciclosporina no experimentaron diferencias significativas. La pravastatina se ha mostrado en nuestro estudio como un tratamiento seguro y eficaz en pacientes trasplantados cardíacos con dislipidemia.

    Notas:

     

    Palabras clave: Colesterol, Enfermedades cardiovasculares, Lípidos, Pravastatina, Trasplantes de corazón, Tratamiento

    ID MEDES: 6391



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.