• 1

    Semiología inicial del neuroblastoma torácico

    Anales de Pediatría 2001;54(3): 222-227

    DÍAZ FERNÁNDEZ F, QUIROGA CANTERO E

    Anales de Pediatría 2001;54(3): 222-227

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Objetivos Evaluar los síntomas de inicio de un grupo de niños diagnosticados de neuroblastoma torácico, así como otras variables epidemiológicas. Pacientes y métodos Se han revisado 46casos de neuroblastoma intratorácico diagnosticados y tratados en la unidad de oncología pediátrica desde enero de 1984a diciembre de 1998. Se excluyeron los neuroblastomas con extensión abdominal. Resultados La edad media de los pacientes fue de 2años y 5meses (límites, 0-12años). El grupo de edad más frecuente fue el de lactantes (85%). El porcentaje de niños fue superior alde niñas. El 57% de los casos presentaban algún síntoma inicial, frente al 43% que se diagnosticaron de forma casual. Los síntomas más frecuentes fueron la tos (18%) y la presencia de tumor o adenopatía palpable (9%). El período medio de latencia al diagnóstico en los casos sintomáticos fue de 10semanas. El método diagnóstico más empleado fue la radiografía de tórax (89%). El 9% tenían antecedentes personales de otras enfermedades y en el 26% había antecedentes familiares de enfermedad tumoral. La tasa de supervivencia libre de enfermedad se sitúa en el 90% a los 5años. Conclusiones El neuroblastoma torácico predomina en varones menores de 6meses. Habitualmente se diagnostica en los primeros 2meses de iniciados los síntomas en los casos sintomáticos, si bien una gran parte de ellos son asintomáticos por tratarse de hallazgos casuales. El síntoma más frecuente es la tos y la primera prueba diagnóstica es la radiografía torácica en la mayor parte de los casos.

    Notas:

     

    Palabras clave: Diagnóstico, Epidemiología, Neuroblastoma, Niños

    ID MEDES: 5909



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.