• 1

    Síndrome hepatocerebral crónico secundario a cirrosis por esteatohepatitis no alcohólica

    Revista Española de Enfermedades Digestivas 2009;101(11): 806-811

    medes_medicina en español

    BURGOS A, BERMEJO PE, CALLEJA JL, VAQUERO A, ABREU L

    Revista Española de Enfermedades Digestivas 2009;101(11): 806-811

    Tipo artículo: Caso Clínico

    Resumen del Autor: Fundamento y objetivo: el síndrome hepatocerebral crónico, también denominado degeneración hepatolenticular crónica adquirida (DHCA) o pseudo-Wilson, es un trastorno poco frecuente de origen hepático. Los casos recogidos en la literatura son escasos y frecuentemente es confundido con la encefalopatía hepática y con la enfermedad de Wilson. El objetivo de este artículo es presentar un paciente que sufre este trastorno de forma secundaria a una cirrosis por esteatohepatitis no alcohólica. Caso clínico: se trata de un varón de 54 años diagnosticado de cirrosis en grado funcional de Child-Pugh B9 que presentó un cuadro progresivo de bradilalia, temblor postural y de acción leve y, en ocasiones, desorientación temporoespacial. Los estudios complementarios evidenciaron una elevación de las transaminasas hepáticas y una hiperintensidad de los núcleos basales en la resonancia magnética cerebral estableciéndose el diagnóstico de DHCA. Conclusiones: la DHCA es un trastorno poco descrito en la literatura que en ocasiones es confundido con otras entidades. Es necesario descartar la presencia de esta patología en los pacientes cirróticos con alteraciones neurológicas tras una enfermedad hepática.

    Notas:

     

    Palabras clave: Adultos mediana edad, Casos clínicos, Degeneración hepatocerebral adquirida, Diagnóstico, Enfermedades del sistema digéstivo, Hombres, Trasplante de pelo, Trasplantes, Trasplantes de hígado, Tratamiento, Tratamiento farmacológico, Tratamiento quirúrgico

    ID MEDES: 54364



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.