• 1

    Evaluación de una estrategia de implantación de stent único o doble para tratar lesiones bifurcadas basada en la clasificación de Medina

    Revista Española de Cardiología 2009;62(6): 606-614

    medes_medicina en español

    TODARO D, BURZOTTA F, TRANI C, BRUGALETTA S, VITA MD, TALARICO GP, GIAMMARINARO M, PORTO I, MARIA LEONE A, NICCOLI G, MONGIARDO R, ATTILIO MAZZARI M, SCHIAVONI G, CREA F

    Revista Española de Cardiología 2009;62(6): 606-614

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Introducción y objetivos. La clasificación de Medina de las lesiones bifurcadas ha alcanzado gran difusión debido a su simplicidad. No hay datos sobre el uso de la clasificación de Medina para orientar la técnica de implantación de stents que utilizar en las bifurcaciones. Métodos. Se clasificó prospectivamente a pacientes consecutivos con lesiones bifurcadas (rama lateral 2,25 mm) utilizando la clasificación de Medina. La estrategia estudiada consistió en implantar dos stents en las lesiones Medina 1,1,1 (grupo M3) e implantar un stent tan sólo en el vaso principal en las lesiones con otras clasificaciones de Medina (grupo OM). Las variables de valoración clínicas fueron los eventos cardiacos adversos mayores (MACE) y la revascularización de la lesión diana (RLD) durante la hospitalización y en un seguimiento de 12 meses. Resultados. Se incluyó en el estudio a un total de 120 pacientes. De ellos, 25 formaron el grupo M3 y 95 el grupo OM. Los dos grupos no diferían en lo relativo a las características basales. La estrategia programada se aplicó satisfactoriamente en el 97% de los casos del grupo OM, frente al 68% de los del grupo M3 (p < 0,001). Durante la hospitalización, no se observó ninguna muerte ni RLD y se registraron 3 infartos de miocardio tras la intervención (el 2,1% del grupo OM y el 4% del grupo M3; p = 0,6). A los 12 meses, la evolución clínica no presentó diferencias entre ambos grupos (MACE, el 12,6% del grupo OM y el 8% del grupo M3; p = 0,4. RLD, el 13,7% del grupo OM y el 8% del grupo M3; p = 0,5). En el análisis multivariable, la implantación de stents metálicos sin recubrimiento (que se utilizaron solamente en los pacientes tratados con un solo stent) fue el único factor independiente predictivo de RLD. Conclusiones. Una estrategia intencionada de implantación de un único stent en pacientes con lesiones bifurcadas, sin lesiones de tipo Medina 1,1,1, se asocia a una tasa muy baja de necesidad de implantación de un segundo stent. Además, la elección de un stent metálico sin recubrimiento predice la RLD y ello indica que deben emplearse de manera habitual stents liberadores de fármacos para tratar las lesiones bifurcadas, sea cual fuere su complejidad angiográfica.

    Notas:

     

    Palabras clave: Cardiología

    ID MEDES: 52735



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.