• 1

    Significado clínico del aislamiento de Mycobacterium kansasii y valoración de la necesidad de identificación de las micobacterias no tuberculosas

    Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica 2002;20(3): 113-116

    ETXEBARRIETA M, RODRIGO A, OJER M, RUZ A , DORRONSORO I, MARTÍN C

    Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica 2002;20(3): 113-116

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Fundamentos. El objetivo de este estudio, ha sido evaluar el significado clínico de los aislamientos de Mycobacterium kansasii para comprobar si el aislamiento único de una micobacteria no tuberculosa puede servir para diagnosticar una micobacteriosis o bien se precisan múltiples aislamientos, en cuyo caso, en términos generales, no sería necesario proceder a la identificación de una micobacteria no tuberculosa, mientras no se produjera un segundo aislamiento. Pacientes y método. Se estudiaron los cultivos positivos de M. kansasii (n = 77) entre los años 1992-1998, por tratarse de una micobacteria asociada con más frecuencia a procesos patológicos. Nuestro hospital cuenta con 500 camas, pero procesa para micobacterias las muestras generadas en el Centro de Consultas Externas Príncipe de Viana y las de los hospitales comarcales de Tudela y Estella. Durante el tiempo que abarca el estudio se procesó una media de 3.900 muestras anuales para el cultivo de micobacterias. Los cultivos positivos para M. kansasii procedían de 21 pacientes (19 varones y 2 mujeres) y 22 episodios. Las muestras se procesaron con técnicas estandarizadas y la confirmación se realizó mediante sondas genéticas (Gen-Probe, San Diego, California). Resultados. De los 22 episodios estudiados, en 15 se produjeron aislamientos múltiples (68,1%) y en siete, aislamientos únicos. Todos los aislamientos procedían de muestras respiratorias y únicamente en dos ocasiones se aislaron también de sangre (ambos en pacientes positivos para el virus de la inmunodeficiencia humana [VIH]). En el 60% de los casos con aislamientos múltiples, las baciloscopias directas fueron positivas, siendo siempre negativas en los de aislamiento único. Los aislamientos múltiples correspondían a 14 pacientes, siete de ellos positivos para el VIH en fase de inmunodepresión avanzada y siete negativos, de los cuales dos eran alcohólicos y el resto con problemas pulmonares de larga evolución. Todos los pacientes tratados presentaron una mejoría inicial tras el tratamiento específico, con negativización de las baciloscopias y los cultivos. En ninguno de los casos con aislamiento único, éste tuvo repercusión clínica, incluidos los 2 pacientes positivos para el VIH. Conclusión. En nuestra experiencia, el aislamiento único de M. kansasii no ha tenido en ningún caso relevancia clínica, incluidos 2 pacientes positivos para el VIH. Dado que, siguiendo los criterios de la American Thoracic Society, para diagnosticar una micobacteriosis, en términos generales, debe aislarse la micobacteria repetidamente, podemos plantear en el laboratorio la estrategia de no proceder a identificar una micobacteria no tuberculosa mientras no se consiga un segundo aislamiento, siempre que no exista una indicación clínica seria que lo aconseje.

    Notas:

     

    Palabras clave: Diagnóstico, Micobacteriosis, Mycobacterium kansasii, Técnicas de tipificación bacteriana

    ID MEDES: 4616



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.