• 1

    Indicadores de gravedad en los traumatismos torácicos

    Archivos de Bronconeumología 2008;44(5): 257-262

    medes_medicina en español

    FREIXINET J, BELTRÁN J, RODRÍGUEZ PM, JULIÁ G, HUSSEIN M, HERRERO J, GIL R

    Archivos de Bronconeumología 2008;44(5): 257-262

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Objetivo: Revisamos la experiencia en traumatismos torácicos (TT) atendidos entre enero de 1992 y junio de 2005 con la intención de establecer criterios de gravedad en ellos. Pacientes y métodos: Durante dicho período se atendieron 1.772 casos con edades comprendidas entre los 7 y 98 años (1.346 varones; 76%) y con una media de edad de 46,4 años. Se aplicó la escala Revised Trauma Score (RTS) y se tuvieron en cuenta, como indicadores, la edad, el grado de traumatismo, el número de fracturas costales, la presencia de contusión pulmonar, hemotórax, la repercusión cardiorrespiratoria y la necesidad de ventilación mecánica. Resultados: En el momento del ingreso el 84,4% tenía únicamente síntomas relacionados con el traumatismo, sin repercusión general, y el 66,7% presentaba un índice RTS de 12. El número de fracturas costales fue un marcador eficaz de gravedad, al igual que la presencia de politraumatismo, contusión pulmonar, necesidad de ventilación mecánica y repercusión cardiorrespiratoria. La edad no se reveló como un índice de gravedad, y tampoco la presencia de hemotórax. En 756 ocasiones se realizó drenaje pleural, que fue resolutivo en 670 (88,6%). Conclusiones: Los TT tienen una serie de indicadores de gravedad, más relacionados con el tipo e impacto del traumatismo que con la edad del paciente. El síndrome de ocupación pleural es un problema de mucha incidencia, aunque de resolución fácil con un drenaje pleural. Éste constituye la principal arma terapéutica en los TT.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 40784



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.