• 1

    Aspectos clínicos prácticos del uso de anticomiciales

    Actas Españolas de Psiquiatría 2008;36(Supl 3): 75-87

    medes_medicina en español

    DOMÉNECH BISÉN JR, ARRANZ ESTÉVEZ FJ

    Actas Españolas de Psiquiatría 2008;36(Supl 3): 75-87

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Con la aparición de nuevos antiepilépticos más seguros y mejor tolerados, la utilización de los fármacos anticomiciales para el tratamiento de los trastornos psiquiátricos ha experimentado un notable auge en la última década. Desde la introducción de la vigabatrina en 1992, el arsenal de anticonvulsivantes disponibles se ha incrementado rápidamente a razón de prácticamente un nuevo fármaco cada 1-2 años. La rápida llegada al mercado de un número ingente de fármacos dificulta la actualización de conocimientos por parte del psiquiatra, máxime si se tiene en cuenta que la aplicación de los nuevos anticomiciales al tratamiento de los distintos trastornos psiquiátricos se fundamenta en gran medida en la experiencia clínica más que en los ensayos clínicos, por lo que no existen posologías ni pautas de uso estandarizadas. Sin embargo, es necesario que el psiquiatra conozca las peculiaridades de cada uno de estos fármacos en relación con su manejo rutinario, así como en situaciones especiales como el embarazo o la insuficiencia hepática o renal. El presente artículo recoge algunas recomendaciones acerca de los aspectos prácticos del uso de estos medicamentos, la mayoría de las cuales deriva necesariamente de la experiencia adquirida a partir de los pacientes epilépticos.

    Notas: Suplemento: Utilización de antiepilépticos en psiquiatría

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 40502



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.