• 1

    Tratamiento con fármacos anticomiciales de los trastornos de la personalidad

    Actas Españolas de Psiquiatría 2008;36(Supl 3): 39-45

    medes_medicina en español

    DÍAZ MARSÁ M, TAJIMA K, MONTES A, CARRASCO JL

    Actas Españolas de Psiquiatría 2008;36(Supl 3): 39-45

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Introducción. El uso de fármacos antiepilépticos en el tratamiento de los trastornos de conducta disruptivos e impulsivos no es nuevo. Hace más de 30 años se utilizaba la fenitoína en los sujetos emocionalmente inestables y con agresividad, tras lo que siguió un uso extendido de la carbamazepina en todos los síndromes con estas características. Objetivos. Revisar en la literatura científica la información disponible sobre el uso de fármacos primariamente comercializados como anticomiciales en el tratamiento de los trastornos de la personalidad. Métodos. Revisión sistemática de bases de datos internacionales y nacionales. Resultados. Varios fármacos anticomiciales han sido probados con éxito en ensayos controlados con placebo de pacientes con diagnóstico de trastorno de la personalidad, siendo la oxcarbazepina, el topiramato, el ácido valproico y la lamotrigina los que presentan más estudios. No obstante, la información es aún insuficiente para la determinación de las dimensiones sintomáticas específicas sobre las que actúan estos fármacos, así como de sus mecanismos de acción. Se necesitan más estudios y probablemente una mayor homogeneización de los criterios diagnósticos utilizados en los mismos para poder tener una idea más certera acerca del beneficio de estos fármacos en los trastornos de la personalidad.

    Notas: Suplemento: Utilización de antiepilépticos en psiquiatría

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 40499



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.