• 1

    ¿Cómo mejorar la efectividad (calidad) reduciendo la brecha de la investigación a la acción? Informe SESPAS 2008

    Gaceta Sanitaria 2008;22(Supl.1): 19-26

    medes_medicina en español

    BERNAL DELGADO E

    Gaceta Sanitaria 2008;22(Supl.1): 19-26

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: La investigación sobre la efectividad de las tecnologías y la calidad de los cuidados es un elemento primordial en las políticas de generación de conocimiento de los países de nuestro entorno. Al mismo tiempo, hay un amplio consenso sobre la necesidad de reforzar el componente traslacional de este tipo de investigación bajo la hipótesis de que la transferencia de conocimiento a la práctica es una condición necesaria para mejorar los cuidados de salud. A lo largo del texto se analizan algunas características de las organizaciones sanitarias que facilitan o dificultan la transferencia de conocimiento. Se muestran, también, algunas experiencias exitosas de las que se puede aprender para reducir la brecha y mejorar la efectividad (calidad) de los cuidados. Entre los mecanismos que pueden reducir (o mantener) la brecha se encuentran los siguientes: a) el tipo de organización (tipo de proveedor, estatus académico, mezcla de profesionales, su capacidad para aprender e innovar, etc.); b) su gobierno (liderazgo en la implementación de la evidencia, capacidad en la gestión de los roles profesionales, posibilidad de utilizar incentivos económicos, disponer de un entorno rico en información, utilizar la gestión del conocimiento, etc.), y c) la efectividad de las propias estrategias para difundir el conocimiento. Por último, se detalla cómo las experiencias exitosas que se describen han centrado sus esfuerzos en la implementación de la evidencia, en investigar aquello que se necesita y en reinventar la organización para convertir la información en conocimiento.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 40333



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.