• 1

    Eritema acral inducido por quimioterapia: estudio clínico e histopatológico de 44 casos

    Actas Dermo-Sifiliográficas 2008;99(4): 281-290

    medes_medicina en español

    ALFARO-RUBIO A, SERRA-GUILLÉN C, REQUENA C, HUESO L, SANMARTÍN O, LLOMBART B, NAGORE E, BOTELLA-ESTRADA R, GUILLÉN C

    Actas Dermo-Sifiliográficas 2008;99(4): 281-290

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Introducción. El eritema acral (EA) es una reacción cutánea relativamente frecuente producida por diferentes agentes quimioterápicos. Otros términos con los que se le conoce son eritrodisestesia palmoplantar o síndrome pie-mano. Se presenta como un eritema doloroso en palmas y plantas asociado a parestesias en el contexto de un tratamiento oncológico. El EA parece ser dosis-dependiente, y tanto el pico plasmático como la dosis acumulada del quimioterápico determinan su aparición. La clínica y los hallazgos histopatológicos sugieren una citotoxicidad directa de la epidermis acral por las altas concentraciones de los quimioterápicos. Los agentes más frecuentemente implicados son doxorrubicina, 5-fluorouracilo y derivados, citarabina y docetaxel. Material y métodos. Se presentan las características clínicas e histológicas de una serie de pacientes diagnosticados de eritema acral por quimioterápicos. Se incluyeron en el trabajo todos los pacientes sometidos a quimioterapia que desarrollaron lesiones de eritema acral durante un período de tiempo comprendido entre enero de 2000 y diciembre de 2003. Resultados y conclusión. Se encontraron 44 casos entre los 2.186 pacientes sometidos a quimioterapia, lo que supuso una incidencia del 2,01 % durante el período de estudio, y el 16,75 % de todas las lesiones cutáneas atribuidas a la quimioterapia. El fármaco más frecuentemente relacionado fue el 5-fluorouracilo en infusión continua, y la mayor incidencia se dio en pacientes tratados con doxorrubicina liposomial. El EA fue toxicidad limitante de dosis en el 29,5 % de los casos. Los hallazgos histológicos variaron según la intensidad clínica de las lesiones, encontrando una dermatitis de interfase con necrosis de queratinocitos variable, dilatación del plexo vascular superficial y un escaso infiltrado inflamatorio. El tratamiento más utilizado fue la piridoxina y las medidas locales como fomentos fríos, emolientes y corticoides tópicos.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 40151



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.