• 1

    Nuestra experiencia en el empleo de diferentes materiales inyectables en el tratamiento endoscópico del reflujo vesicoureteral.

    Archivos Españoles de Urología 2008;61(2): 269-277

    medes_medicina en español

    CABEZALÍ BARBANCHO D, GÓMEZ FRAILE A, LÓPEZ VÁZQUEZ F, LÓPEZ DÍAZ M, ARANSAY BRAMTOT A

    Archivos Españoles de Urología 2008;61(2): 269-277

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: OBJETIVOS El Reflujo Vésico Ureteral (RVU) es la anomalía urológica más común en la infancia, afectando al 1% de la población pediátrica. El tratamiento endoscópico del RVU está aceptado como la primera opción terapéutica del mismo y desde su implantación se han utilizado diferentes materiales inyectables. Exponemos nuestra experiencia en el tratamiento endoscópico del RVU con las distintas sustancias que hemos ido empleando desde que comenzamos a realizar el procedimiento. METODOS Hemos realizado un estudio retrospectivo descriptivo de los 445 pacientes que han sido tratados endoscópicamente de reflujo vesicoureteral (RVU) en nuestro centro entre los años 1988 y 2004. Hemos tratado un total de 568 uréteres y hemos analizado los resultados en función del material empleado, el grado de reflujo y la patología asociada. RESULTADOS De los 569 uréteres con RVU tratados, 457 eran RVU (79%) simples, 76 (15%) estaban incluidos en un sistema renal doble, 24 (4%) se asociaban a vejiga neurógena y 12 (2 %) eran RVU secundarios a cirugía antirreflujo abierta. Utilizamos tres tipos de materiales, predominado el politetrafluoroetileno con 257 uréteres, siguiéndole el dextranómero de ácido hialurónico con159 y por último el polidimetilsilixano con 153. En los RVU simples la tasa de curación global fue del 88% (381uréteres), con mejora importante del grado de reflujo en el 7% (51 uréteres), precisando una reimplantación tipo Cohen en el 5,5% de los casos (25 pacientes). Observamos un menor índice de éxitos y mayor necesidad de más inyecciones en los reflujos grado IV y V. En los RVU asociados a duplicidad los resultados empeoran, con menos éxitos y mayor necesidad de procedimientos para su resolución. Curamos 59 uréteres (77%) sobre 76 uréteres tratados, 13 uréteres (19%) mejoraron y 4% precisaron de reimplantación tipo Cohen. En los RVU asociados a vejiga neurógena se consiguió curación en 20 uréteres (83%). Hubo mejoría significativa del reflujo en 2 uréteres (8%). Fracasamos en dos (8%), necesitando de reimplantación tipo Cohen para evitar el deterioro progresivo del riñón. En los RVU de uréteres reimplantados mediante cirugía abierta curamos 12 uréteres (100%) sobre 12 tratados. Hubo 8 uréteres simples, solucionando el reflujo en 6 con un único procedimiento, mientras que uno precisó de dos procedimientos. En total el número de uréteres curados ha sido de 496 (87%) y 51 (9%) han mejorado. Se han intervenido 22 uréteres (4%). Con 1 inyección hemos curado un 68%, con 2 inyecciones un 16,5% y con 3 el 1%. Las complicaciones acaecidas en estos 569 procedimientos, fueron 5 (0,8%): 1 caso de cistitis hemorrágica que cedió espontáneamente en dos días y 4 pielonefritis que se trataron con antibiótico adecuado según antibiograma. No hemos tenido casos de infecciones urinarias bajas de repetición. El tiempo de seguimiento ha variado de 1´5 años a 15 años. CONCLUSIONES Parece que tanto el polidemitilsiloxano como el dextranómero de ácido hialuró

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 39967



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.