• 1

    Nuevas dianas terapéuticas

    Reumatología Clínica 2008;4(Extra.1): 35-39

    medes_medicina en español

    CALVO ALÉN J

    Reumatología Clínica 2008;4(Extra.1): 35-39

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: El éxito obtenido con las terapias biológicas en la artritis reumatoide y en otras artropatías inflamatorias ha propiciado su desarrollo en otras enfermedades reumatológicas como el lupus eritematoso sistémico (LES) y, en menor grado, el síndrome de Sjögren (SS) y la esclerosis sistémica progresiva (ESP). La presente revisión resume las terapias biológicas que están en una fase de desarrollo relativamente avanzada de cara a su aplicación clínica en este tipo de patologías en un futuro cercano. En este sentido, es en el LES donde más estudios se están realizando con agentes como abetimus sódico (LJP 394), un análogo sintético del ADN; edratide (TV4710), un péptido del sitio de unión al antígeno de los anticuerpos anti-ADN bicatenario, o anticuerpos monoclonales con diversos efectos: depleción de linfocitos B (rituximab [anti-CD20] y epratuzumab [anti-CD22]), inhibición de factores de proliferación linfocitaria (belimumab [anti-BAFF]) o inhibición de la coestimulación (BG9588 [anti-CD40L] y abatacept [CTLA-4Ig]). En el SS el agente más prometedor es el rituximab, aunque también hay estudios con el efalizumab, un anticuerpo monoclonal dirigido contra la molécula LFA-1 (CD-11). Finalmente, en la ESS están en desarrollo anticuerpos monoclonales contra el TGFb, citocina implicada en el reacción fibrótica que se produce en esta patología, así como un estudio sobre la utilización del abatacept. No obstante, en esta enfermedad los mayores avances terapéuticos se están viendo con agentes, como los inhibidores de la endotelina o de la tirosincinasa, que no entran dentro del grupo de las terapias biológicas.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 39885



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.