• 1

    Evaluación del síndrome isquemia-reperfusión y papel de la preservación del injerto en la extracción renal laparoscópica versus abierta en un modelo experimental porcino de donante vivo

    Actas Urológicas Españolas 2008;32(1): 119-127

    medes_medicina en español

    SUBIRÁ RÍOS D, RODRÍGUEZ MARTÍNEZ D, GARCÍA BORDAS J, ÁLVAREZ FERNÁNDEZ E, DEL CAÑIZO GÓMEZ FJ, HERNÁNDEZ FERNÁNDEZ C, LLEDÓ GARCÍA E

    Actas Urológicas Españolas 2008;32(1): 119-127

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Introducción: La disfunción inicial del injerto renal extraído por laparoscopia en un donante vivo es un aspecto que, aún hoy, crea ciertas controversias. El síndrome de isquemia-reperfusión explicaría parcialmente esta disfunción inicial del injerto trasplantado que, según su intensidad, puede llegar a condicionar una menor supervivencia del riñón. Analizamos en un modelo experimental de donante vivo la repercusión hemodinámica, bioquímica e histológica de la extracción laparoscópica del injerto. Como objetivo secundario evaluamos el papel de la aplicación de una técnica de preservación (perfusión en bomba) durante los minutos de isquemia fría. Material y metodos: Utilizamos 20 cerdos tipo large-white (peso 40-45 kgrs), que fueron divididos en 4 grupos: Grupo A: Extracción laparoscópica + perfusión inmediata del injerto tras la extracción mediante bomba pulsátil + Autotrasplante Grupo B: Extracción laparoscópica + perfusión por gravedad del injerto + Autotrasplante Grupo C: Extracción por cirugía abierta + perfusión inmediata del injerto tras la extracción mediante bomba pulsátil + Autotrasplante Grupo D: Extracción por cirugía abierta + perfusión por gravedad del injerto + Autotrasplante Las extracciones laparoscópica y por cirugía abierta se realizaron por vía transperitoneal con técnica estandarizada y sistemática. La perfusión hipotérmica en bomba se llevó a cabo mediante un sistema pulsátil diseñado por nuestro grupo. Resultados. Comprobamos que el flujo arterial del riñón trasplantado que previamente fue extraído por laparoscopia, es menor que los extraídos por cirugía abierta, y existe una tendencia a recuperarse tras la primera hora post-reperfusión. La aplicación de un periodo corto de preservación del injerto durante la isquemia fría no mejora el patrón hemodinámico del injerto trasplantado, incluso resulta perjudicial. Por otro lado, la concentración de óxido nítrico en sangre venosa del injerto extraído por laparoscopia fue menor que la de los obtenidos mediante cirugía abierta. Finalmente, el estudio histológico mostró peor conservación de los elementos túbulo-glomerular y endotelial en los órganos extraídos por laparoscopia. Conclusiones: En nuestra experiencia: - La extracción laparoscópica renal en un modelo de donante vivo frente a la extracción abierta, determina un menor flujo renal y mayor resistencia vascular. - Esta alteración hemodinámica de los riñones extraídos por laparoscopia tiene tendencia a corregirse a los 60 minutos tras la reperfusión. - Existe una menor concentración sanguínea de NO en los injertos trasplantados que fueron extraídos por laparoscopia en comparación con el grupo extraídos por cirugía abierta.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 39076



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.