• 1

    ¿Cuál es el paciente candidato a tratamiento con efalizumab y por qué?

    Actas Dermo-Sifiliográficas 2008;99(Supl.1): 51-61

    medes_medicina en español

    PUIG L

    Actas Dermo-Sifiliográficas 2008;99(Supl.1): 51-61

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: Con el advenimiento de las terapias biológicas, el control mantenido a largo plazo de la psoriasis se está convirtiendo en una realidad, y conlleva en algunos pacientes una significativa mejoría en la calidad de vida por el blanqueamiento persistente de la enfermedad, que resultaba anteriormente muy difícil de obtener. Efalizumab, un anticuerpo recombinante IgG1 anti-CD11a aprobado para el tratamiento de la psoriasis en placas crónica moderada a grave, ostenta un excelente perfil de seguridad y sus resultados terapéuticos en la práctica clínica han superado las expectativas basadas en los ensayos clínicos. A las 12 semanas de tratamiento (momento en que debe evaluarse su eficacia) puede esperarse una respuesta del índice de intensidad y gravedad de la psoriasis (PASI) 75 en el 35-40% de los pacientes y una respuesta PASI 50 en dos tercios de los mismos; este grado de mejoría puede mantenerse e incluso aumentar en el 80% de los pacientes, llegando a conseguirse un práctico blanqueamiento en más del 40% de los pacientes que continúan el tratamiento a lo largo de varios años. Pueden aparecer exacerbaciones localizadas transitorias, especialmente al principio del tratamiento, pero generalmente pueden manejarse mediante la combinación con otro tratamiento. También pueden desarrollarse brotes inflamatorios generalizados, especialmente en los pacientes con una respuesta escasa o nula, que requieren tratamiento con un fármaco sistémico de inicio de efecto rápido, puesto que pueden preceder al desarrollo de rebotes, que pueden adquirir una morfología eritrodérmica o pustular o acompañarse de artritis, y tienden a aparecer tras la retirada brusca del fármaco. Una adecuada selección de los pacientes puede maximizar las posibilidades de éxito: los pacientes sin artritis y con formas estables, extensas y no inflamatorias de la enfermedad tienden a ser los mejores candidatos, pero se debe prestar especial atención a la administración de agentes sistémicos en pautas de transición cuando se introduce o se retira efalizumab. El criterio clínico es fundamental para optimizar los resultados terapéuticos con efalizumab, que puede constituir un reto atractivo pero también una opción terapéutica especialmente satisfactoria cuando se plantea el control a largo plazo de la enfermedad.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 38834



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.