• 1

    Síndrome de fracaso en la cirugía espinal lumbar.

    Revista de la Sociedad Española del Dolor 2007;14(6): 437-446

    medes_medicina en español

    HERNÁNDEZ PÉREZ PA

    Revista de la Sociedad Española del Dolor 2007;14(6): 437-446

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: Introducción El dolor generado por la patología degenerativa del raquis en general y de la región lumbar en particular, constituye uno de los motivos de consulta médica más frecuente. Si bien la mayoría de los pacientes mejoran con el tratamiento conservador, algunos requieren de tratamiento quirúrgico para intentar aliviar el dolor. A su vez, de los pacientes operados, entre el 5 y 20 % no mejoran o presentan una recaída de los síntomas en un período inferior a un año luego de la cirugía. Objetivo Analizar las causas del denominado sindrome de fracaso de la cirugía espinal lumbar, su tratamiento y métodos para su prevención, recalcando la necesidad de un equipo multidisci-plinario para el diagnóstico y tratamiento de estos enfermos. Conclusiones En la patología degenerativa del raquis lumbar, la cirugía debe reservarse como opción terapéutica solo para los pacientes que cumplan con los correspondientes criterios de selección. Cuando el único síntoma es el dolor lumbar o radicular, se debe definir claramente el tipo de dolor que presenta el paciente, como es su entorno familiar y social, realizar estudios neurofisiológicos si se considera necesario, y valorar las alteraciones anatómicas raquídeas mediante estudios de imagen. Una buena selección de los pacientes candidatos para cirugía y de la técnica adecuada en cada caso, es el paso fundamental para intentar disminuir la incidencia del fracaso de la cirugía espinal lumbar.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 38650



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.