• 1

    La escala de dolor BS-21: datos preliminares sobre su fiabilidad y validez para evaluar la intensidad del dolor en geriatría.

    Revista de la Sociedad Española del Dolor 2007;14(4): 274-283

    medes_medicina en español

    CASTEL A, MIRÓ J, RULL M

    Revista de la Sociedad Española del Dolor 2007;14(4): 274-283

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Objetivos Los objetivos de este estudio eran: 1) determinar las principales propiedades psicométricas de la BS-21 en una muestra española de pacientes geriátricos hospitalizados y 2) comparar el grado de preferencia de la BS-21 en relación a otra escala ampliamente utilizada en la evaluación de la intensidad del dolor en ancianos, la PPI del cuestionario de dolor de McGill. Material y métodos Para cada una de las escalas se evaluó el número relativo de errores cometidos al responderla y se contrastaron los índices de fiabilidad intra-clase, así como los índices de validez convergente y de constructo. También se evaluó el grado de preferencia ante cada una de las escalas. En este estudio participaron 112 ancianos con dolor crónico, que estaban ingresados en un hospital socio-sanitario (media de edad: 76.9 años). Se evaluó la intensidad del dolor mediante las escalas BS-21 y PPI en dos momentos del día (mañana y tarde) y por un período de siete días consecutivos. Cada tarde, además del dolor de ese momento, también se solicitaba una valoración retrospectiva de la intensidad máxima, mínima y usual del dolor padecido en ese día y en el séptimo día, de todo el período semanal. Resultados Al comparar los resultados de la BS-21 con los obtenidos mediante la McGill-PPI, se aprecia que los valores de la BS-21 son más consistentes en fiabilidad intra-clase y en validez de constructo. Tanto la carga factorial del constructo intensidad de dolor como el grado de correlación entre valores retrospectivos de dolor y el total de las puntuaciones actuales de dolor son mayores en la BS-21. Este resultado se mantiene tanto en el grupo de pacientes que presentan deterioro cognitivo, como en el de pacientes sin déficit cognitivo. En cuanto a la validez convergente, la correlación entre las escalas McGill-PPI y BS-21 es significativa. Por el contrario, los pacientes realizan un mayor número de errores con la escala BS-21 (p<0.0001) y es la menos preferida por los pacientes que participaron en el estudio (p<0.0001). Conclusiones A la luz de los datos recogidos, cabe considerar que la BS-21 es una escala fiable y válida para evaluar la intensidad del dolor, también en ancianos de habla española, incluso en aquellos que presentan deterioro cognitivo leve o moderado. No obstante, son necesarios más estudios antes de recomendar su utilización sistemática en la práctica clínica.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 38640



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.