• 1

    Fármacos antialdosterónicos: su papel en la insuficiencia cardíaca

    Medicina Clínica 2008;130(1): 30-34

    medes_medicina en español

    GALVE E

    Medicina Clínica 2008;130(1): 30-34

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: El tratamiento antialdosterónico vuelve a emplearse intensamente en la insuficiencia cardíaca (IC). Con él se quiere conseguir el bloqueo neurohormonal en el efector final del eje renina-angiotensina. Los fármacos empleados son la espironolactona y, más recientemente, la eplerenona (que carece de los efectos secundarios de la primera, como la ginecomastia). Se ha demostrado el beneficio tanto en la IC crónica avanzada (clase III o IV de la New York Heart Association [NYHA]) como en la IC que ocurre tras un infarto de miocardio. Aún hay que demostrar si también son eficaces en la IC crónica menos avanzada (clase II de la NYHA) y en la IC diastólica, pero ya hay estudios en marcha en estos escenarios. Los ensayos con antialdosterónicos han obtenido mejorías en el parámetro más exigente ­la mortalidad global­, a pesar de que los pacientes ya estaban recibiendo tratamiento máximo, incluso inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (IECA), y últimamente también bloqueadores beta. Los antialdosterónicos tienen el inconveniente de que inducen hiperpotasemia, lo que ocurre mucho más frecuentemente en la población general que en la de los ensayos clínicos, ya que aquélla es una población de edad más avanzada, con mayor comorbilidad y en la que hay menos controles. Por tanto, el tratamiento antialdosterónico no puede administrarse en ciertas circunstancias (especialmente si hay deterioro de la función renal) y requiere de un seguimiento atento del ionograma.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 38234



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.