• 1

    Historia de las enfermedades del buceo y la aviación en otorrinolaringología

    Acta Otorrinolaringológica Española 2007;58(Supl.2): 1-10

    medes_medicina en español

    GÓMEZ-ULLATE R, GÓMEZ-ULLATE J

    Acta Otorrinolaringológica Española 2007;58(Supl.2): 1-10

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: El ser humano, como la mayor parte de los animales, ha evolucionado para desenvolverse a una determinada presión atmosférica. La atmósfera en la que vive y respira se llama aire y está compuesta mayoritariamente de oxígeno (20%) y nitrógeno (80%) a una presión determinada. Cambios en la presión y la composición del aire producen alteraciones en el organismo que pueden llegar a causar lesiones graves. Los hombres no se dieron cuenta de estas alteraciones hasta que los grandes avances tecnológicos de la era industrial en el siglo XIX permitieron que grandes grupos de obreros trabajaran bajo presión durante una jornada laboral para construir puentes o perforar túneles. En este capítulo describimos los accidentes ocurridos en la construcción de esas primeras obras de ingeniería por la descompresión de los gases disueltos en los tejidos del cuerpo y los progresivos avances hasta vencer estos peligros. Paralelamente a los trabajos de construcción bajo tierra se desarrolló la exploración y la explotación de las profundidades submarinas. Las fuerzas navales militares y civiles desarrollaron el método para bajar a crecientes profundidades sin peligro para los buzos mediante tablas y cámaras de descompresión y diversas combinaciones de gases. Esta segunda parte del buceo subacuático la describimos a continuación del trabajo en los caissons (cámaras de perforación). Los métodos de descompresión de buceadores y trabajadores han seguido caminos distintos a pesar de que la enfermedad producida es la misma. Aún no se ha llegado ni con mucho a los límites de exploración submarina. No hay duda de que el hombre seguirá investigando y venciendo retos.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 38126



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.