• 1

    BLEE en animales y su importancia en la transmisión a humanos

    Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica 2007;25(Supl.2): 29-37

    medes_medicina en español

    TORRES C, ZARAZAGA M

    Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica 2007;25(Supl.2): 29-37

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: En 1998 se aisló la primera bacteria de origen animal portadora de una betalactamasa de espectro extendido (BLEE) (Escherichia coli productora de SHV-12), y desde esa fecha estamos asistiendo a un alarmante incremento en la detección de BLEE, fundamentalmente del grupo CTX-M, en cepas de E. coli en animales sanos destinados al consumo humano, y en menor medida en animales de compañía, e incluso en salvajes. Según los datos publicados hasta la fecha, las BLEE detectadas en E. coli de animales fueron: el 79% del tipo CTX-M (variantes CTXM- 1, -9, -14, -15, y -32 en Europa, y CTX-M-2, -3, -13, -14, -24, y -27 en Asia), el 15% del tipo SHV (variantes SHV-12, -2 y -5 en Europa), y el 6% del tipo TEM (variante TEM-52 en Europa). Respecto a las BLEE descritas en Salmonella aisladas de animales/alimentos: el 55% fue de tipo CTX-M (variantes CTX-M-2, -9 y -32 en Europa), el 33% de tipo TEM (variante TEM-20, y -52 en Europa) y el 12% de tipo SHV (variantes SHV-2, -12 en Europa y Asia). Las BLEE mayoritarias en E. coli son CTX-M-14, CTX-M-1 y en menor medida SHV-12, y en Salmonella CTX-M-9, TEM-52 seguidas de CTX-M-2. Parece existir una cierta asociación entre la variante de CTX-M detectada en cepas de E. coli y la especie animal de origen: CTX-M-14 es mayoritaria en aves, CTX-M-1 en ganado porcino y CTX-M-2 en vacuno. El intestino de animales sanos es un reservorio de bacterias portadoras de CTX-M, fundamentalmente E. coli, y no se puede descartar la posible transferencia al hombre por la cadena alimentaria.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 37019



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.