• 1

    Validación de una versión en español de la Escala Yale-Brown para el trastorno Obsesivo-Compulsivo

    Actas Españolas de Psiquiatría 2002;30(1): 30-35

    SAL Y ROSAS HJ, VEGA-DIENSTMAIER JM, MAZZOTTI SUÁREZ G, VIDAL H, GUIMAS B, ADRIANZÉN C, VIVAR R

    Actas Españolas de Psiquiatría 2002;30(1): 30-35

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Introducción. El objetivo del estudio es validar una versión en español de la escala Yale-Brown (Y-BOCS). Método. Se administró a 20 pacientes con trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) el Inventario Obsesivo-Compulsivo de Maudsley (MOI) y una versión en español de la Y-BOCS. La aplicación de esta última estuvo a cargo de un «entrevistador», fue filmada y luego vista y calificada por otros 4 «observadores». Además, se registró la opinión del médico tratante sobre la severidad de los síntomas del paciente. Al entrevistador y a los observadores se les denominó «evaluadores». Resultados. Los promedios de puntuaciones totales de la Y-BOCS asignados por los 4 observadores variaron entre 18,35 y 19,55, siendo las máximas de 34 a 35 y las mínimas de 1 a 5. La correlación de Pearson entre evaluadores fue significativa en todos los casos con r>0,86 y p<0,001. Las puntuaciones de la Y-BOCS obtenidas por cada uno de los evaluadores correlacionaron significativamente con las del MOI (p<0,001) y con la opinión del médico tratante (p<0,05). No se encontró correlación significativa entre esta última y el MOI. El coeficiente de Cronbach tuvo un rango de 0,8789 a 0,9488. Conclusiones. La versión en español de la Y-BOCS es confiable, homogénea y válida para cuantificar los síntomas obsesivo-compulsivos, y tiene más correlación con la opinión del médico tratante que el MOI.

    Notas:

     

    Palabras clave: Escalas de valoración psiquiátrica, Estudios de validación, Trastorno obsesivo compulsivo

    ID MEDES: 3672



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.