• 1

    Zonisamida y dolor neuropático

    Revista de Neurología 2007;45(7): 429-432

    medes_medicina en español

    LÓPEZ-TRIGO J, ORTIZ-SÁNCHEZ P, BLANCO-HERNÁNDEZ T

    Revista de Neurología 2007;45(7): 429-432

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: Introducción. Como ocurre en la epilepsia, en el dolor neuropático se busca un fármaco capaz de inhibir las descargas ectópicas generadoras del dolor que se producen a causa de una hiperexcitabilidad neuronal. Ésta se encuentra mediada por el intercambio iónico a través de los canales de la membrana sináptica. Por esta razón, los fármacos que actúen sobre los diferentes tipos de canales involucrados en dicha transmisión pueden regular la hiperexcitabilidad neuronal y, por tanto, actuar frente al dolor. Desarrollo. En los últimos años, tras tener un mejor conocimiento de los mecanismos de acción de los antiepilépticos y al descubrirse su acción sobre uno o varios canales sinápticos, su uso en dolor neuropático se ha ido extendiendo. El dolor central comienza ahora a beneficiarse del uso de estos fármacos, sobre todo de aquellos que han demostrado ser capaces de actuar con varios mecanismos de acción y sobre varios canales al mismo tiempo. Todo ello unido a la aparición de menos efectos adversos y de menor gravedad, hecho fundamental al tener en cuenta la naturaleza de los pacientes con dolor central, la mayoría adultos y ancianos, junto con el menor número de interacciones con otros fármacos, hace que los nuevos antiepilépticos sean en este momento los fármacos de elección en esta patología. Conclusión. La zonisamida actúa sobre varios tipos de canales y se le conocen cuatro mecanismos de acción diferentes, por lo que puede ser eficaz en el tratamiento de estos pacientes, aunque se precisan estudios más extensos, sobre todo aleatorizados doble ciego, para evaluar realmente la utilidad de estos fármacos en el tratamiento del dolor neuropático.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 36351



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.