• 1

    Episodios paroxísticos no epilépticos tipo trastorno motor paroxístico

    Revista Española de Pediatría 2005;61(1): 36-48

    GARCÍA PEÑAS JJ, ROMERO ANDÚJAR F

    Revista Española de Pediatría 2005;61(1): 36-48

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Los episodios paroxísticos no epilépticos tipo trastorno motor paroxístico son aquellas manifestaciones neurológicas de aparición generalmente brusca, de breve duración, con síntomas y signos primordialmente motores, originados por una disfunción cerebral de origen diverso que tienen en común el carácter excluyente de no ser epilépticos; es decir, que su mecanismo de producción no obedece a una descarga hipersincrónica neuronal. Estos trastornos motores paroxísticos son más frecuentes que las verdaderas crisis epilépticas y en ocasiones puede ser muy difícil diferenciarlos de éstas, sobre todo en el grupo de los neonatos y lactantes pequeños, siendo muchas veces necesario realizar una vídeo- EEG-poligrafía de sueño o bien una monitorización vídeo- EEG continuada para lograr llegar al diagnóstico. La realización de una anamnesis completa y minuciosa, con un análisis detallado de las circunstancias de aparición y la patocronía del episodio paroxístico, es la clave para un correcto diagnóstico diferencial. Según la semiología clínica y la evolución natural, distinguimos 5 grupos de trastornos, motores paroxísticos: a) fenómenos motores normales exagerados; b) alteraciones benignas y transitorias del movimiento; c) movimientos tipo hábitos motores y episodios de autoestimulación motriz; d) movimientos anormales sintomáticos; y e) otros trastornos motores paroxísticos de origen heterogéneo. En la mayoría de los casos no se necesita un tratamiento específico y tan sólo es importante informar a los padres sobre la evolución natural benigna que tienen la mayoría de estos episodios.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 36038



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.