• 1

    Dotación de personal para centros de hemodiálisis ambulatoria

    Nefrología 2006;26(Supl 8): 11-14

    ALCALDE G, MARTÍN DE FRANCISCO AL, FERNÁNDEZ A, CONDE JL

    Nefrología 2006;26(Supl 8): 11-14

    Tipo artículo: Número monográfico

    Resumen del Autor: En un entorno en el que los pacientes de diálisis son progresivamente de mayor edad, complejidad y presentan mayor comorbilidad, la dotación de recursos humanos de las unidades de hemodiálisis debe conseguir un equilibrio eficiente entre las necesidades de los pacientes, el trabajo del personal y el coste del tratamiento. Las siguientes recomendaciones se dirigen a centros extrahospitalarios de diálisis ambulatoria, dado que la diálisis hospitalaria suele ir ligada a la actividad de otros ámbitos asistenciales. 1. PERSONAL FACULTATIVO - Cada unidad de hemodiálisis deberá contar con un responsable asistencia. que será obligatoriamente médico especialista en nefrología, cuyas funciones más importantes son: - Participar en la selección de la modalidad de terapia renal sustitutiva más adecuada para cada paciente. - Asegurar la formación del personal. - Mantener la coordinación con el Servicio de Nefrología de referencia - Asegurar la adecuación del tratamiento dialítico impartido. - Desarrollar e implantar sistemas de calidad, así como un manual de procedimientos de diálisis. - La prescripción y supervisión del tratamiento de diálisis debe realizarse siempre por un facultativo especialista en nefrología. - El centro deberá contar con un nefrólogo por cada 40-50 pacientes en tratamiento en el centro o fracción. - Se deberá disponer de un nefrólogo de presencia física mientras dure el tratamiento de diálisis. - Se deberá disponer de un nefrólogo de presencia física mientras dure el tratamiento de diálisis. - Se deberá establecer un plan personalizado anual de formación continuada para los nefrólogos. - Se recomienda que los centros de diálisis colaboren de forma estable con el Servicio de Nefrología de referencia en los ámbitos asistencial, de formación e investigación. 2. PERSONAL DE ENFERMERÍA La dotación de personal de enfermería deberá ser la suficiente para satisfacer las necesidades de atención de los pacientes y garantizar la seguridad del tratamiento. Los factores más importantes que modifican las cargas de trabajo de enfermería son: - Grado de dependencia y comorbilidad de los pacientes. - Configuración arquitectónica del espacio. - Necesidades especiales de aislamiento. - Características de la técnica y el acceso vascular. La dotación mínima de personal de enfermería que exigen los diferentes conciertos en vigor es: - 1 DUE por cada 4-5 puestos en funcionamiento y ocupados o fracción. - 1 Auxiliar de enfermería por cada 8-10 puestos. - Sería recomendable utilizar escalas de valoración de cargas de trabajo validadas en diálisis para realizar una aproximación objetiva a la dotación de personal de enfermería de una unidad.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 35656



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.