• 1

    Trasplante renal en diálisis peritoneal

    Nefrología 2006;26(Supl 4): 167-176

    PÉREZ-FONTÁN M, REMÓN-RODRÍGUEZ C, CORONEL F

    Nefrología 2006;26(Supl 4): 167-176

    Tipo artículo: Número monográfico

    Resumen del Autor: La Diálisis Peritoneal (DP) constituye una modalidad de tratamiento sustitutivo renal (TSR) válida y contrastada en pacientes candidatos a recibir un trasplante renal (TR). En numerosos centros se incluye de manera preferente en DP a pacientes a los que se espera o desea trasplantar en plazo de tiempo breve (ej. niños). VENTAJAS DE LA DP SOBRE LA HEMODIÁLISIS (HD) DE CARA AL TR - La DP es la modalidad de TSR más adecuada en pacientes pediátricos (Evidencia C). - La DP es muy bien aceptada por otros grupos con alta representación relativa en listas de espera de TR (adolescentes, jóvenes, pacientes laboralmente activos) (Evidencia C). - La DP es una excelente modalidad de inicio, ya que se adapta muy bien a los conceptos de: - Diálisis incremental: Un número de recambios inicial bajo mantiene la calidad de vida y favorece un declive lento de la función renal residual (Evidencia B). - Tratamiento integrado: Es más viable y lógico un eventual paso de DP a HD que lo contrario, debiendo tenerse en cuenta la posibilidad de un retorno tardío a TSR si el injerto renal fracasa (Evidencia C). - La DP ofrece mejores resultados que la HD en los primeros años de TSR, período en el que la mayoría de candidatos a TR van a recibir un injerto (Evidencia A). - La DP se asocia a una posibilidad de función inicial del injerto tras el TR un 40-60% más alta que la HD (posible componente de sesgo metodológico) (Evidencia A). - La DP se asocia a prevalencias más bajas de hepatopatía crónica pretrasplante que la HD (Evidencia A). - El coste económico de la DP es menor que el de la HD (Evidencia A). DESVENTAJAS DE LA DP SOBRE LA HEMODIÁLISIS DE CARA AL TR - La DP está menos universalmente disponible que la HD (Evidencia A). - Muchos pacientes no aceptan la DP como forma de TSR de mantenimiento hasta el TR (Evidencia C). - La DP puede tener problemas de supervivencia de técnica si la espera al TR se prolonga (Evidencia C). - La DP no se puede utilizar en los primeros días postrasplante en caso de no función inicial del injerto (Evidencia C). - La incidencia de trombosis vascular primaria del injerto renal es un 50-100% más alta en DP que en HD (posible componente de sesgo de selección) (Evidencia A). - La DP puede dar lugar a peritonitis postrasplante (baja incidencia y riesgo) (Evidencia A). - La DP precisa retirada del catéter peritoneal tras el TR (la retirada del acceso vascular para HD podría ser también conveniente, pero no es un procedimiento rutinario) (Evidencia C). RESULTADOS COMPARADOS DEL TR EN PACIENTES EN DP Y HD - La supervivencia de injertos y pacientes tras el TR es comparable en pacientes procedentes de DP y HD (Evidencia B). - La relación de supervivencia del injerto podría ser bimodal, con ventaja inicial para la HD (trombosis vascular en DP) y tardía para la DP (no función inicial del injerto) (Evidencia B). - La incidencia de rechazo agudo es similar en ambas técnicas (Evidencia B).

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 35623



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.