• 1

    Hemorragia intracraneal por trombopenia neonatal aloinmune. Comunicación de un caso y revisión

    Revista de Neurología 2006;43(2): 84-87

    LOU-FRANCÉS G, PASCUAL-SÁNCHEZ M, JIMÉNEZ-FERNÁNDEZ M, ECHEVERRÍA-MATÍA I, LÓPEZ-PISÓN J, MARCO-TELLO A, REBAGE V

    Revista de Neurología 2006;43(2): 84-87

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Introducción. La trombopenia neonatal aloinmune (TNA) se debe al paso de aloanticuerpos maternos dirigidos contra los antígenos plaquetarios fetales heredados del padre. En un 15-30% de los casos se produce hemorragia cerebromeníngea que puede conducir a secuelas neurológicas importantes. Caso clínico. Se describe un caso de TNA en un recién nacido con antecedentes de dos hermanos fallecidos por el mismo motivo. A las 31 semanas se detecta por ecografía hemorragia cerebral intraparenquimatosa y se efectúa parto por cesárea. Apgar de 8 y 9, no precisa maniobras de reanimación. El examen físico revelaba desde el nacimiento púrpura cutánea generalizada y palidez, y el hemograma, una plaquetopenia grave de 6.000/mm3; el recuento de la madre es normal, hemoglobina de 8,8 g/dL y hematocrito de 26,1%, sin otras alteraciones biológicas destacables. En la sangre materna se detectaron aloanticuerpos de especificidad anti-HPA-1a; el padre es homocigoto para 1a/1a, y la madre, para 1b/1b. Recibió transfusiones de plaquetas, así como inmunoglobulina endovenosa y corticoterapia, y evoluciona favorablemente. Conclusiones. La hemorragia intracraneal parenquimatosa es una patología neonatal poco frecuente, lo que obliga siempre a descartar un trastorno congénito de la coagulación, especialmente una TNA por su frecuencia y potencial gravedad; en ocasiones puede tener una buena evolución neurológica. Es fundamental su prevención y tratamiento precoz y la realización de estudios de imagen, aun en ausencia de clínica neurológica.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 35498



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.