• 1

    Efectos beneficiosos en niños sanos del consumo de un producto lácteo que contiene dos cepas probióticas. Lactobacillus coryniformis CECT5711 y lactobacillus gasseri CECT5714

    Nutrición Hospitalaria 2007;22(4): 496-502

    medes_medicina en español

    LARA-VILLOSLADA F, SIERRA S, BOZA J, XAUS J, OLIVARES M

    Nutrición Hospitalaria 2007;22(4): 496-502

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Objetivo o antecedente: En las últimas décadas la manipulación de la microbiota intestinal mediante el uso de probióticos ha adquirido un gran interés en el tratamiento y prevención de determinadas patologías infantiles. Además actualmente existen multitud de estudios que demuestran que las bacterias probióticas podrían tener un importante papel en el desarrollo del sistema inmunitario. Estudios recientes sugieren que dos cepas probióticas, Lactobacillus coryniformis CECT5711 y Lactobacillus gasseri CECT5714 mejoran la función intestinal de adultos sanos y potencian la respuesta inmunitaria. Dado que son muy pocos los estudios que analizan el papel de los probióticos en niños sanos, principales consumidores de estos productos, el objetivo del presente trabajo fue analizar los efectos de la administración conjunta de estas dos cepas probióticas en un producto lácteo fermentado en niños sanos. Intervenciones: Se reclutaron 30 niños de entre 3 y 12 años sin patología gastrointestinal conocida. Además de su dieta habitual, durante las 3 primeras semanas los niños recibieron 200 ml de un yogurt convencional que contenía Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus. A continuación este yogurt se sustituyó por 80 ml de un producto probiótico (Max Defensas® Puleva FOOD S.L.) que contenía la misma cantidad de Streptococcus thermophilus y donde el L. bulgaricus fue substituido por la misma cantidad de una mezcla de las bacterias probióticas objeto del estudio: L. coryniformis CECT5711 y L. gasseri CECT5714. Se tomaron muestras de heces y de saliva al comienzo del estudio, a las 3 semanas y al finalizar el estudio. Durante estas 6 semanas los niños no tomaron otro yogurt o probiótico que no fueran los citados anteriormente. Se analizó la microbiotafecal de los niños, la toxicidad de las aguas fecales y la capacidad de éstas para inhibir la adhesión de Salmonella cholerasusis ssp. cholerasuis a mucinas intestinales. Finalmente se determinó la concentración de IgA en heces y en saliva. Resultados: El consumo del producto probiótico objeto del estudio fue bien tolerado por todos los niños. Se observó un aumento del número de lactobacilos en las heces tras 3 semanas de consumo del probiótico. Además la toxicidad de las aguas fecales fue significativamente inferior tras el consumo del probiótico (P < 0,05). La inhibición de la adhesión de S. cholerasuis a mucinas intestinales fue significativamente (P < 0,05) mayor con las aguas fecales de los niños tras el consumo del probiótico en comparación con los homogeneizados iniciales y los obtenidos tras el consumo del yogurt convencional. Por último, el consumo del probiótico aumentó significativamente la concentración de IgA en las heces y en la saliva (P < 0,05). Conclusiones: La administración de un producto probiótico que contiene L. coryniformis CECT5711 y L. gasserii CECT5714 mejora la flora intestinal de niños sanos, favoreciendo la defensa

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 34061



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.