• 1

    Linfedema de pene y escroto. Caso Clínico. Técnica quirúrgica

    Archivos Españoles de Urología 2007;60(6): 688-692

    medes_medicina en español

    FRANCO MORA MC, PICHÍN QUESADA A, GIRAUDY SIMÓN G, LEÓN ESTRADA M, CANDEBAT MONTERO LH, TAMAYO TAMAYO I

    Archivos Españoles de Urología 2007;60(6): 688-692

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: OBJETIVOS: El linfedema de pene y escroto produce una monstruosa deformidad con afectación psíquica y en ocasiones una angustia mental extrema. El pene se encuentra escondido en el tejido escrotal, deformado, engrosado, edematoso e incurvado. El escroto se convierte en una gran masa de piel muy gruesa, dura, a veces agrietada, con exudación y fetidez. La erección y el acto sexual no son posibles o muy difíciles y el propio aumento escrotal interfiere con la marcha. Aportar un nuevo caso de linfedema de genitales externos masculino. METODOS Y RESULTADOS: Se presenta una variante técnica del tratamiento quirúrgico del linfedema primario de pene y escroto en un paciente de 32 años, portador de esta afección, de varios años de evolución y sometido a múltiples tratamientos medicamentosos y quirúrgicos, tales como linfagioplástia con aguja y fasciotomía en raíz del pene. La técnica quirúrgica empleada consistió en la realización de dos incisiones en w- plastia, una al nivel de la raíz del pene y la otra en la mucosa prepucial respetada, se extirpó todo el tejido linfedematoso, realizándose la reconstrucción con la mucosa prepucial y una pequeña zona de piel no infiltrada de la raíz del pene. En las bolsas escrotales previa extracción de su lecho del cordón espermático y los testículos para facilitar la operación, minimizar el tiempo quirúrgico y producir menos complicaciones, se efectuaron 2 colgajos cutáneos laterales en alas de mariposa, se liberaron los testículos y se resecó todo el tejido linfedematoso junto con un gran fragmento de bolsa escrotal, la reconstrucción se realizó a partir de la piel sana de la zona adyacente. CONCLUSIONES: No se hizo necesario, con esta técnica, realizar injerto libre ni pediculado de piel. El paciente recuperó la capacidad funcional del pene, tuvo mejoría estética y desapareció la angustia que esta enfermedad le ocasionaba.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 34002



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.