• 1

    Nuevas señales en pubertad: sistema KiSS-1/GPR54

    Endocrinología y Nutrición 2007;54(6): 299-306

    medes_medicina en español

    MANUEL NAVARRO V, MANUEL CASTELLANO J, TENA-SAMPERE M

    Endocrinología y Nutrición 2007;54(6): 299-306

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: El gen KiSS-1, identificado inicialmente como un gen supresor de metástasis, codifica una serie de péptidos estructuralmente relacionados, denominados kisspeptinas, capaces de inhibir la progresión de ciertos tumores mediante la activación del receptor acoplado a proteínas G, GPR54. La faceta neuroendocrina del sistema KiSS-1/GPR54 fue descubierta a finales de 2003, cuando sendas publicaciones evidenciaron que las mutaciones inactivadoras del gen GPR54 se asocian a ausencia de pubertad e hipogonadismo hipogonadotropo, tanto en humanos como en roedores. Estas observaciones pusieron de manifiesto el papel clave, previamente insospechado, del sistema KiSS-1 en el control del eje reproductor en general y de los mecanismos de activación de la pubertad en particular, y desencadenaron una intensísima actividad investigadora dirigida a elucidar distintos aspectos (efectos, regulación, mecanismos de acción, interacciones) del papel fisiológico de este sistema en el control neuroendocrino de la reproducción. De hecho, las evidencias experimentales acumuladas en los últimos meses permiten afirmar que el sistema KiSS-1 es un elemento esencial en la regulación del sistema neuronal de la gonadoliberina, y por extensión, del eje reproductor. En el presente trabajo revisaremos algunas de estas observaciones, con especial atención a las que implican al sistema KiSS-1 en el control del desarrollo puberal.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 33892



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.