• 1

    Revisión sistemática: ¿es recomendable el empleo de toxina botulínica como tratamiento del dolor en el síndrome miofascial?

    Reumatología Clínica 2006;2(4): 173-182

    medes_medicina en español

    ALEJANDRA PEREDA C, CARMONA L, USÓN JAEGER J

    Reumatología Clínica 2006;2(4): 173-182

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: <meta http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=windows-1252"> Pagina nueva 1</title> <FONT FACE="ACaslon Regular" SIZE=2>El dolor miofascial tiene un posible componente de contractura muscular. <FONT FACE="MetaPlusBold" SIZE=2>Objetivos:<FONT FACE="ACaslon Regular" SIZE=2> Dado que la toxina botulínica ha resultado beneficiosa en enfermedades asociadas a hipertonía, se quiso evaluar la eficacia de la toxina botulínica en la reducción del dolor en el síndrome miofascial (SM). <FONT FACE="MetaPlusBold" SIZE=2>Métodos:<FONT FACE="ACaslon Regular" SIZE=2> Se realizó una revisión sistemática con búsqueda en Medline, EMBASE y Cochrane Library Plus de todos los ensayos clínicos de toxina botulínica en dolor regional. Además, se efectuó una búsqueda manual entre los resúmenes de los congresos del ACR y EULAR de los últimos 3 años. Los estudios seleccionados fueron revisados y analizados de forma independiente por 2 revisoras. <FONT FACE="MetaPlusBold" SIZE=2>Resultados:<FONT FACE="ACaslon Regular" SIZE=2> Ocho estudios cumplían los criterios de inclusión, y la calidad metodológica general fue baja. Toxina botulínica se comparó frente a solución salina fisiológica en 6 estudios, frente a esteroides en 2 y frente a lidocaína y aguja seca en 1 (brazo de 1 estudio). La población estudiada incluía cervicalgia (n = 3), lumbalgia (n = 2), síndrome piriforme (n = 2), puntos gatillo varios (n = 1) y voluntarios sanos a los que se provocaba dolor (n = 1). Toxina botulínica mostró una cierta ventaja sobre placebo y corticoides. Un metaanálisis de los 3 estudios con medidas de eficacia agrupables dio como resultado una diferencia media ponderada en una escala visual analógica de dolor de 0-10 de ­2,72 (intervalo de confianza del 95%, ­3,86 a ­1,58). Sin embargo, toxina botulínica no mostró superioridad frente a lidocaína (p > 0,016). <FONT FACE="MetaPlusBold" SIZE=2>Conclusiones:<FONT FACE="ACaslon Regular" SIZE=2> La evidencia en esta revisión no permite confirmar la efectividad de toxina botulínica A o B en el tratamiento del SM. Son necesarios estudios rigurosos, de mayor calidad y a largo plazo dado el alto coste de la toxina botulínica.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 33632



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.