• 1

    Pie zambo: revisión de los tratamientos actuales

    Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología 2006;50(2): 156-163

    medes_medicina en español

    DIMEGLIO A, CANAVESE F

    Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología 2006;50(2): 156-163

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: <meta http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=windows-1252"> Pagina nueva 1</title> <FONT FACE="BI Times BoldItalic" SIZE=2>Introducción. El pie zambo idiopático es un diagnóstico de exclusión, similar al de la escoliosis idiopática, que requiere antes de definirlo la búsqueda de una causa. <FONT FACE="BI Times BoldItalic" SIZE=2>Exploración. La evaluación clínica no debe limitarse a una simple exploración ortopédica, sino que también debe incluir una exploración pediátrica completa, evaluando la edad mental del paciente, buscando posibles anomalías del tubo neural o trastornos vertebrales, descartar cualquier forma de presentación de patología neurológica, como miopatías congénitas o incluso una mínima artrogriposis, además de explorar cuidadosamente la cara y las manos. <FONT FACE="BI Times BoldItalic" SIZE=2>Diagnóstico. Recomendamos practicar ecografías para explorar la médula espinal, la situación del encéfalo, del corazón, etc. Algunas patologías pueden diagnosticarse de forma secundaria. Además, la rigidez del retropié podría sugerir una sinostosis neonatal encubierta. <FONT FACE="BI Times BoldItalic" SIZE=2>Tratamiento. Hay que valorar correctamente el pie tras el nacimiento. El tratamiento se considera una urgencia donde cada día cuenta. La ayuda y cooperación de los padres son esenciales. No es recomendable seguir con el tratamiento ortopédico una vez deja de producir mejoría, siendo necesario entonces la cirugía. Para ser un experto en su rehabilitación es imprescindible conocer la fisiopatología del pie zambo. La rehabilitación se debe adaptar al desarrollo psicomotriz del lactante. El médico rehabilitador ocupa un papel primordial, y debe cooperar con los padres y formar parte de un equipo multidisciplinar, refiriendo al cirujano cualquier problema o bloqueo que aparezca durante la rehabilitación. Recomendamos encarecidamente la presencia del rehabilitador en quirófano para conocer la importancia de las retracciones fibrosas. Para poder especializarse en este campo es necesario formarse de manera continuada. La imagen del movimiento es de mucha utilidad para conocer la fisiopatología y evolución con los tratamientos de cada pie; sin olvidar que la cirugía es una fase integrada del tratamiento que se ha de prolongar durante todo el período de crecimiento.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 33475



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.