• 1

    El enfermo valvular inoperable: ¿deberíamos ofrecer sustitución valvular percutánea?

    Revista Española de Cardiología 2006;59(Supl.3): 2-9

    medes_medicina en español

    FUSTER V

    Revista Española de Cardiología 2006;59(Supl.3): 2-9

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: <FONT FACE="Helvetica, Arial, sans-serif" SIZE=2>El recambio valvular quirúrgico es el tratamiento de elección en los pacientes con enfermedad valvular severa. Sin embargo, los datos publicados demuestran inequívocamente que la supervivencia a largo plazo está muy comprometida en los casos en que la reserva inotrópica es baja y, además, un creciente número de pacientes (se estima en un 15% en el caso de la estenosis aórtica) presenta un deterioro clínico tan avanzado que no se los admite para cirugía, por el tan elevado riesgo de muerte relacionado con la intervención. La valvuloplastia con balón por vía percutánea puede ser una alternativa menos agresiva, que se ofrece como tratamiento paliativo capaz de alargar las expectativas de vida del paciente y proporcionar mejorías hemodinámica y clínica inmediatas. En este contexto, la posibilidad de realizar un implante valvular por vía percutánea se presenta como una nueva opción desde que el Dr. Cribier describiera por primera vez este procedimiento en el tratamiento de un paciente con estenosis aórtica severa. Desde esa primera intervención, tanto la técnica de abordaje como el material de las prótesis han experimentado un gran desarrollo. La valoración de la seguridad y la eficacia del implante valvular percutáneo ha tropezado con importantes dificultades, en buena medida derivadas del riesgo que conlleva el manejo de pacientes de edad avanzada con alta comorbilidad. En Estados Unidos se ha llegado incluso a suspender un estudio clínico por la muerte de 2 de los primeros 4 pacientes intervenidos. Otros estudios llevados a cabo en otros países, aunque todavía con un número de pacientes escaso, están obteniendo resultados más esperanzadores. Además, el hecho de que en estas series la muerte se haya asociado frecuentemente a factores independientes del buen funcionamiento valvular ha hecho que la industria valore con optimismo el futuro de esta técnica. La experiencia obtenida en la sustitución de la válvula mitral por vía percutánea ha sido peor. En resumen, la técnica de sustitución valvular por vía percutánea, aunque en fase de desarrollo, se está consolidando como una alternativa factible para el tratamiento del enfermo valvular inoperable, al menos en el caso de la válvula aórtica.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 32150



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.