• 1

    Entre el hirsutismo y el síndrome del ovario poliquístico: análisis desde una perspectiva histórica

    Endocrinología y Nutrición 2006;53(Supl.1): 3-6

    medes_medicina en español

    ESCOBAR-JIMÉNEZ F, CAMPOS M, DÍAZ M

    Endocrinología y Nutrición 2006;53(Supl.1): 3-6

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: Al abordar el perfil histórico del síndrome del ovario poliquístico (SOP), la realidad histórica es el aumento de vello en la mujer, la propia depilación, cuadros famosos o cerámicas y miniaturas, exhibiciones circenses, etc., cuyo origen es una mujer hirsuta. Unos 4.000 años a. C., imágenes sobre barro o seda, así como en los lienzos, destacan el vello en la cara y en las zonas malares, preauriculares o el mentón, y añaden el concepto de ?mujer recia?, que puede alcanzar connotaciones mágicas y espirituales o meramente estéticas. Al unirse la depilación, aparece un carácter erótico-sexual, pues ésta puede contener matices afrodisíacos. Muy conocidas es la ?mujer con barba? (Brígida del Río, 1590), exhibida en palacios y ferias e inmortalizada por un monje, Fray Juan Sánchez Cotán, o la Mujer barbuda, pintada por J. Ribera (1595-1652). Añadimos 2 cuadros de J. Carreño de Miranda, en que se refiere a la mujer como una ?monstrua?, vestida y desnuda, y donde junto al diagnóstico de hirsutismo se podría incluir el de un síndrome de Cushing o alguna otra endocrinopatía relacionada con el ovario y la obesidad abdominal. Con el tiempo, personajes como Madame Taylor, en Estados Unidos, que deja de afeitarse a los 18 años para exhibirse, o Clementine Delait (1865-1939), que fundará el Café de la Femme à Barbe, iniciarán el acercamiento definitivo al siglo XIX, momento en que se sugiere la existencia de una alteración orgánica en el aumento del vello. El Dr. Cooke, en 1756, en una conferencia describió la coincidencia del hirsutismo y la obesidad. Posteriormente, los Drs. Bérillon, Pinard y Gallis, así como el Dr. G. Marañón, convierten esta enfermedad en algo más. La publicación de Brown (1928) Diabetes of bearded womanañade la insulina a una enfermedad cuya tutoría integral la confirmaría la descripción de Stein y Leventhal, en 1935, que implica el hiperandrogenismo y los ovarios portadores de quistes. Las últimas décadas transforman los hechos en un síndrome, se profundiza en su historia natural, su multifactorialidad, su carácter poligénico y su relación con otras enfermedades. Ahora se abren unas expectativas terapéuticas que cada vez se alejan más de la depilación, la infertilidad y la propia discriminación por causas desconocidas.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 32056



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.