• 1

    Neoplasias neonatales: experiencia de un centro

    Anales de Pediatría 2006;65(6): 529-535

    medes_medicina en español

    LÓPEZ ALMARAZ R, VILLAFRUELA ÁLVAREZ C, RODRÍGUEZ LUIS J, DOMÉNECH MARTÍNEZ E

    Anales de Pediatría 2006;65(6): 529-535

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: Introducción Los tumores malignos en el período neonatal son poco frecuentes y los benignos pueden tener un potencial de malignización. Objetivos Revisar las neoplasias diagnosticadas y tratadas en recién nacidos (≤ 28 días de vida) en el Hospital Universitario de Canarias, su asociación con anomalías congénitas y valorar el diagnóstico prenatal. Pacientes y métodos Se revisaron de forma retrospectiva las historias clínicas de las neoplasias diagnosticadas durante la época neonatal en los últimos 25 años en nuestro centro. Se analizaron las siguientes variables: el porcentaje de neoplasias neonatales sobre el total de las registradas en niños menores de 14 años y su incidencia, sexo, año de diagnóstico, edad al diagnóstico clínico y si se había hecho diagnóstico prenatal, tipo de tumor (diagnóstico histológico), asociación a síndromes u otras malformaciones congénitas, tratamiento recibido y evolución posterior. Resultados Del total de 260 tumores diagnosticados en nuestra unidad desde 1980, 16 (6,1 %) han sido en la etapa neonatal, con una incidencia de 276,5 casos por 10 6 recién nacidos vivos. El 43,8 % eran varones y el 56,2 % mujeres, con una edad media al diagnóstico de 5,5 días de vida (límites entre 1 a 28 días). El diagnóstico fue prenatal en 5 neonatos (31,2 %), de los cuales hasta un 60 % se hizo en los últimos 7 años. Otros 5 recién nacidos fueron diagnosticados en la primera exploración neonatal. Los diagnósticos histopatológicos fueron: neuroblastoma (n = 5; 31,2 %), teratoma/tumor de células germinales (n = 4; 25 %), sarcoma de partes blandas (1 fibrosarcoma de muslo y 2 hemangiopericitomas, de espalda y cardíaco; 18,8 %), un nefroma mesoblástico, un caso de tumor cerebral (ependimoblastoma), un melanoma (asociado a un nevo melanocítico congénito gigante), y una leucemia aguda (asociada a síndrome de Down). El tratamiento recibido fue: sólo cirugía (n = 10; 62,5 %), cirugía más quimioterapia (n =5; 31,2 %) y uno sin tratamiento. La supervivencia global actuarial es del 87,5 %. De los supervivientes hasta un 33,3 % presentan algún tipo de secuela. Conclusiones Las neoplasias más frecuentemente diagnosticadas en el período neonatal fueron tumores sólidos como el neuroblastoma y teratomas/tumores de células germinales. El 12,5 % estuvieron asociadas con síndromes u anomalías congénitas. En los últimos 7 años se observa un avance en su diagnóstico prenatal. La mayoría respondieron a la terapia instaurada, principalmente cirugía, con un buen pronóstico a largo plazo.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 29321



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.