• 1

    La prueba de tuberculina en los controles del niño sano. ¿Debemos cambiar nuestra práctica?

    Anales de Pediatría 2006;65(3): 225-228

    medes_medicina en español

    ESPINOSA ARÉVALO M, VÁZQUEZ GALLARDO R, GAYOSO DIZ P

    Anales de Pediatría 2006;65(3): 225-228

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: <FONT FACE="B Optima Bold" SIZE=2>Antecedentes <FONT FACE="B Garamond Bold" SIZE=2>El programa del niño sano y el PAPPS (Programa de Actividades Preventivas y Promoción de la Salud) incluyen la realización de pruebas de tuberculina sistemáticas a diferentes edades según los diferentes programas con una variable evaluación de su efectividad. <FONT FACE="B Optima Bold" SIZE=2>Objetivo <FONT FACE="B Garamond Bold" SIZE=2>Nos planteamos la posibilidad de evaluar la prueba de la tuberculina que se realizaba en el niño sano sin ningún tipo de patología dentro del programa de salud para ver si nuestra actividad era eficaz para la detección de la infección tuberculosa. <FONT FACE="B Optima Bold" SIZE=2>Material y métodos <FONT FACE="B Garamond Bold" SIZE=2>Estudio observacional prospectivo, descriptivo. <FONT FACE="B Garamond Bold" SIZE=2>Población. Prueba de tuberculina realizados en niños de 15 meses a 14 años en la consulta del niño sano en 22 consultas de pediatría de atención primaria de la zona sur de Pontevedra (población de referencia 300.613 habitantes según el padrón del 1-01-2003 con 472.444 TIS); durante un período de 12 meses. Análisis univariante. <FONT FACE="B Optima Bold" SIZE=2>Resultados <FONT FACE="B Garamond Bold" SIZE=2>Se estudiaron 2.530 niños con edad media 51,25 meses (IC 95 %: 49,38-53,13). Se registraron 8 pruebas de tuberculina positivas (0,36 %). En los menores de 3 años, hubo dos resultados positivos; tres resultados positivos en los niños menores de 9 años, todos ellos inmigrantes; el resto se dieron en niños de 10 a 14 años. <FONT FACE="B Optima Bold" SIZE=2>Conclusiones <FONT FACE="B Garamond Bold" SIZE=2>Considerando la prueba de tuberculina como una buena prueba de cribado, a pesar de sus limitaciones para el control de la infección tuberculosa en niños, su indicación, debe ajustarse a las características epidemiológicas siempre cambiantes. <FONT FACE="B Garamond Bold" SIZE=2>Basados en nuestros resultados y considerando la prevalencia de la tuberculosis en nuestro medio, proponemos dejar la prueba de tuberculina sistemática para niños que provengan de países de alta incidencia de tuberculosis o con factores de riesgo; manteniendo la realización sistemática de una prueba de tuberculina en una edad cercana a la adolescencia como pueden ser a los 12-14 años, edades en que se realiza una revisión vacunación incluida, momento idóneo para la realización de la prueba y de manera simultánea realizar estudios epidemiológicos a esa edad.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 29259



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.