• 1

    Monitorización analítica de drogas de abuso en el medio hospitalario

    Trastornos Adictivos 2006;08(4): 236-242

    medes_medicina en español

    PÉREZ-ABAD M, RODRÍGUEZ QUIRÓS J, OCHOA MANGADO E, RIPOLL SEVILLANO E, ARRANZ PEÑA M

    Trastornos Adictivos 2006;08(4): 236-242

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: Objetivos. Conocer qué clase de drogas de abuso son más consumidas por la población que acude a nuestro hospital situado en el área 4 de Madrid, qué tipo de policonsumo existe y cuál es el perfil de este tipo de pacientes. Metodología. Se realiza un estudio retrospectivo de todos los pacientes a los que durante el año 2002 se les solicitó un screening de drogas de abuso en orina. Los análisis se realizaron en el autoanalizador AxSym® de Abbott® por inmunoensayo de polarización de fluorescencia (FPIA). Resultados. El 55,1% de los pacientes remitidos a estudio (n = 357) fue positivo en alguna droga de abuso. De ellos, un 23,3% fue por cannabis, 16,2% por cocaína, 9% por anfetaminas y 6,7% por opiáceos. Un 12% de los pacientes era policonsumidor. La combinación más frecuente fue cocaína con opiáceos, seguido de cocaína con cannabis y cocaína con anfetaminas. El consumo de drogas fue más elevado en varones que en mujeres con la excepción de los opiáceos. En los menores de 30 años el consumo mayoritario fue de cannabis y cocaína, mientras que los opiáceos fueron más consumidos por mayores de 30 años. Las muestras analizadas procedían mayoritariamente de los servicios de Psiquiatría (35,6%), Urgencias (34%) e Infecciosas (11%). Aquellos pacientes en los que se confirmó su drogodependencia fueron derivados en su mayoría a centros de atención psiquiátrica especializada para su posterior seguimiento. Conclusión. En nuestro medio el policonsumo es habitual, debiendo tener en cuenta los datos poblacionales para ajustar las solicitudes.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 28953



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.