• 1

    Depuración de grandes moléculas. Más allá de la Beta2-microglobulin

    Nefrología 2006;26(4): 469-475

    MADUELL F, SÁNCHEZ-CANEL JJ, BLASCO JA, RIUS A, TORREGROSA E, PIN MT, CRUZ C, FERRERO JA, NAVARRO V

    Nefrología 2006;26(4): 469-475

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: La capacidad depurativa de toxinas urémicas depende en gran medida de los dializadores y de la modalidad de tratamiento dialítico. La hemodiálisis de bajo flujo tan sólo depura solutos con un peso molecular inferior a 5.000 Da. La diálisis de alto flujo representa una forma de hemodiafiltración de bajo volumen ya que tanto el filtrado interno como el retrofiltrado se producen en el dializador. Las técnicas de hemodiafiltración con elevados volúmenes de reposición son los que consiguen mayor depuración tanto de pequeñas como de medias y grandes moléculas. El objetivo del estudio fue valorar la depuración de moléculas grandes, superiores a la Beta2-microglobulina en hemodiálisis de alto flujo y hemodiafiltración on-line con infusión postdilucional, en pacientes que seguían un esquema de tres sesiones semanales y otros con hemodiálisis diaria. Se estudiaron 24 pacientes, 15 hombres y 9 mujeres en programa estable de hemodiálisis, doce en régimen estándar de 4 a 5 horas 3 sesiones semanales y doce de 2 a 2 1/2 horas 6 veces por semana. Todos se dializaron con monitor 4008 (Fresenius). Cada paciente recibió tres sesiones con hemodiálisis de alto flujo (HD) y tres sesiones con hemodiafiltración on-line (HDF-OL), manteniendo el resto de parámetros habituales. Dos sesiones con cada dializador (polisulfona HF80, polietersulfona Arylane H9 y nueva polisulfona APS 900). Se determinó la concentración pre y postdiálisis de urea, creatinina, Beta2-microglobulina (Beta2-m), mioglobina, prolactina (PRL) y alfa1-microglobulina (alfa1-m). No hubo diferencias importantes en la depuración de urea y la creatinina. La depuración de Beta2-m fue del 68% con HD y del 81% con HDF-OL, sin apenas diferencias entre los tres dializadores. La mioglobina y PRL presentaron un patrón de depuración similar, con una mayor depuración en HD con los dializadores de nueva generación (60% con Arylane y 59% con APS) respecto a la polisulfona clásica (22% con HF80). La reducción de alfa1-m en HD fue del 6% y en HDF-OL del 22%. Con HDF-OL y APS 900 se obtuvo una depuración del 35,4%, muy superior con el resto de modalidades y dializadores. En conclusión, los cambios introducidos en los dializadores de nueva generación han facilitado una mayor depuración de toxinas urémicas de tamaño superior a la Beta2-m, especialmente en la modalidad de HD. Es importante cuantificar la capacidad depurativa y en cada modalidad de tratamiento para una adecuada elección y comparación de los dializadores.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 28718



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.